El Santo Grial y 5 enigmas de León

Historias insólitas y olvidadas que se descubren en la Capital Española de la Gastronomía 2018. León posee innumerables atractivos, entre los que se esconden muchos enigmas del mundo oriental, la herencia grecolatina, la cristiana medieval y la judaica que dejaron muchas leyendas en la ciudad gracias a las fronteras históricas y culturales que alimentaron el antiguo Reino de León.

Irene González
 | 
Foto: herraez / ISTOCK

La ciudad, además de su fantástica cocina, su patrimonio cultural y sus paisajes, tiene rincones con historias sorprendentes y casi desconocidos. Es un recorrido por piedras que guardan anécdotas, tradiciones y mitos de una ciudad pequeña pero majestuosa. El recorrido comienza en la plaza de San Marcelo, que en décadas pasadas acogía casetas de cine, parlanchines vendedores de tónicos curativos y donde una de las atracciones más celebradas era el teatrillo de las pulgas. O la calle de La Rúa, donde se ha rescatado la historia no documentada del avión de la Legión Cóndor que se aquí se estrelló. Bellísima también la iglesia del Mercado del XII, que custodia muchos secretos y las muy valoradas espinas de la corona de Cristo.

En la plaza del Grano hay que parar forzosamente para evocar las ejecuciones de los condenados a la pena capital, un gran espectáculo en tiempos que congregaba a muchos vecinos. O el convento de las Carbajalas, hoy descanso de peregrinos, donde se alojó la célebre cortesana Pepita Tudó, que había contraído matrimonio secreto con el poderoso Manuel Godoy. La Plaza Mayor, que oculta misteriosos túneles, siempre ha sido lugar de negocio y, ya en tiempos de Alfonso XI, se azotaba al que incumpliera las normas del comercio. Y como no, el majestuoso palacio del Conde Luna, que fue sede del Tribunal de la Inquisición, donde persiste la leyenda de un fantasma. En su catedral, con una de las vidrieras más bellas del mundo, y donde se coronó emperador al rey Alfonso VII, todavía se escuchan leyendas de obispos, canónigos, maestros canteros y del fantasma de Ordoño II que cada noche se levanta de su fría mortaja.

San Isidoro, donde tuvieron lugar en 1188 las primeras Cortes democráticas celebradas en Europa, también rodeado por un velo mítico de intriga. Y en el edificio de la Audiencia Provincial, en la calle del Cid, se cree que nació Guzmán el Bueno. Y, al parecer, de él salió el Campeador para contraer matrimonio con doña Jimena. Sin duda, este recorrido por el enigmático León no deja indiferente a nadie.

// Outbrain