Respira: recorremos los miradores de La Palma con uno de los aires más puros del mundo

La isla es conocida por su limpísima atmósfera y sus impresionantes vistas

Redacción Viajar
 | 
Foto: Flavio Vallenari / ISTOCK

Volver a sentirnos libres respirando el aire más puro con vistas a un horizonte salvaje y natural. Este puede ser sin duda uno de los planes más reparadores y deseados por los viajeros que se disponen a volver a coger sus maletas. La Palma es sin duda la isla de los miradores, lugares privilegiados donde reconectar con la naturaleza y respirar el aire más puro de España y uno de los de mayor calidad del mundo.

Estamos también ante una de las islas con mayor desnivel del mundo, lo que permite pasar del nivel del mar a estar a 2.400 metros de altura en el Roque de los Muchachos, su punto más elevado. Y esto implica que existe un gran número de miradores que regalan espectaculares panorámicas de la isla (tanto naturales como diseñados por el hombre), gracias a un horizonte limpio y sin contaminación que, en días buenos, permite incluso observar otras islas del archipiélago canario.