7 destinos de España donde pasar tu propio 'Verano azul'

Llega el momento de revivir ese verano de ensueño

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto:

A principios de los años ochenta llegó al panorama español una serie que ha marcado durante generaciones la sociedad de nuestro país.

Verano azul hizo su aparición en nuestras vidas en 1981 y terminó el día de los enamorados del siguiente año, en 1982; durante esa temporada, sus historias y personajes tuvieron una repercusión nacional extraordinaria, convirtiéndose con el tiempo en uno de los referentes de aquellos años y en uno de los símbolos de la nostalgia que nos producen los recuerdos de aquella época.

IvanBastien / ISTOCK

Valores que encarnaban la amistad, el respeto, el cuidado del entorno o la lucha por las causas justas, se entremezclaban en aquel verano memorable que representa esas vacaciones inolvidables que alguna vez hemos vivido y que seguimos añorando.

Una serie mítica que se rodó en los municipios de Nerja, Vélez-Málaga, Motril y Almuñecar, con paisajes y escenarios que se han quedado grabados en la retina de un gran número de personas en España.

El emblemático castillo del municipio de Vélez-Blanco, en la provincia de Almería, que se alza sobre la población con su bella silueta, es un excelente testigo del renacimiento español, del siglo XVI. Desafortunadamente, parte de su magnífico interior fue expoliado o vendido en otras épocas, pudiendo encontrar en la actualidad dichas partes diseminadas por el mundo; como su emblemático patio, que se conserva en el Museo Metropolitano de Nueva York. | Fotomicar / ISTOCK

Es por ello que hemos buscado a lo largo de nuestro territorio destinos con características similares: lugares costeros, frecuentados en periodos vacacionales pero con un toque genuino de belleza y un cierto ambiente marinero, en entornos formidables y con un encanto especial que sea capaz de marcar la infancia, al igual que ocurrió en Verano azul.

Baiona

La primera villa que recibió la noticia del descubrimiento de América es un lugar con aires marineros de las Rías Baixas que cuenta con uno de los climas más benignos de toda Galicia.

AleksandarGeorgiev / ISTOCK

A poca distancia de Vigo, su casco histórico, declarado Conjunto Histórico-Artístico, sus extensas playas, el verde de su entorno y la reproducción de la carabela Pinta que descansa en sus muelles – como si del barco de Chanquete se tratase -, hacen de Baiona un destino ideal en el que vivir un verano especial.

IHervas / ISTOCK

Combarro

También en la provincia de Pontevedra, Combarro es un pueblo mágico. Una población que nos hechiza desde el primer momento con sus innumerables hórreos a lo largo de la ría dispuestos a recibirnos.

MarioGuti / ISTOCK

Mientras, las casas de pescadores, con varios siglos de antigüedad, crean un ambiente único observadas por los vetustos cruceiros que vamos encontrando en sus calles, que nos hacen revivir a cada paso las famosas leyendas gallegas de las meigas.

MarioGuti / ISTOCK

Uno de ellos, el Cruceiro de Combarro, pareciera darnos el acceso a la playa de Pinela, que se convierte en un escenario perfecto para poner en común los misterios de las brujas.

Los Caños de Meca

Próxima al cabo y el faro de Trafalgar, en la provincia de Cádiz, Los Caños de Meca es una población costera que está considerada uno de los destinos más atractivos de la Costa de la Luz.

juanorihuela / ISTOCK

Con playas interminables, este destino, heredero de uno de los puntos más importantes del movimiento hippie en España, nos permitirá retroceder varias décadas en el tiempo mientras disfrutamos de atardeceres de ensueño en sus orillas.

joannatkaczuk / ISTOCK

Un lugar excepcional donde vivir historias veraniegas que permanecerán en nuestro recuerdo.

Peñíscola

La sola estampa del castillo templario y las murallas de esta localidad castellonense ya nos anticipa que no estamos ante cualquier población costera.

maylat / ISTOCK

Considerada uno de los pueblos más bonitos de España – a pesar de contar con el título de ciudad -, la ubicación del núcleo antiguo convierte a Peñíscola en un lugar único, abrigado por el puerto y las playas que envuelven el cuello de la pequeña península.

amoklv / ISTOCK

Una joya del Mediterráneo emplazada frente al Marjal de Peñíscola, un espacio natural donde perderse entre la urbanización costera que la rodea, y que nos plantea esa convivencia entre el turismo y los ecosistemas, como se cuestionaba en Verano azul.

Blanes

Antesala de la Costa Brava, Blanes es un municipio marcado por la imagen del islote de Sa Palomera y sus playas a ambos lados.

Vladislav Zolotov / ISTOCK

La belleza de sus jardines botánicos de Pinya de Rosa y, especialmente, del inigualable Marimurtra, así como de sus acantilados en el comienzo de la Costa Brava, contrasta poderosamente con el paisaje costero en la dirección opuesta de Blanes.

mafrmcfa / ISTOCK

Dos escenarios en una población que nos regala rincones maravillosos donde vivir un verano inolvidable.

Cadaqués

Cadaqués es muy conocido por ser el lugar donde residió gran parte de su vida Salvador Dalí junto a su mujer Gala. El artista se vio embrujado por la belleza de los paisajes del entorno de esta localidad pesquera gerundense del Alto Ampurdán.

xavierarnau / ISTOCK

Situada en el extremo del cabo de Creus – el más oriental de la península ibérica -, en este pequeño y precioso pueblo de casas blancas que se convirtió en un destino de moda entre las familias más pudientes de Cataluña desde principios del siglo XX – no por casualidad -, nos sentiremos como en un paraíso donde se hubiera detenido el tiempo.

stockstudioX / GETTY

La misma magia que hechizó a Dalí es la que la convierte en una localidad donde es posible vivir un verano de ensueño.

Denia

Denia es una de las poblaciones con más encanto de toda la provincia de Alicante, y no sólo por su espléndido clima.

Sus playas, con el magnífico castillo como telón de fondo sobre las casas de la localidad, el impresionante Macizo de Montgó elevándose descomunal a un paso de la línea litoral y la Reserva Marina Cabo San Antonio, son los ingredientes que componen el menú principal de este destino veraniego de la Comunidad Valenciana.

LUNAMARINA / ISTOCK

Junto a ellos, Denia nos sorprende a las afueras de su núcleo urbano con rincones escondidos entre sus calas y acantilados, como la Torre del Guerro o la Cueva Tallada, que son lugares perfectos para vivir aventuras en familia que podrán ser recordadas con el paso del tiempo.