5 lugares excepcionales de España de los que seguramente no te suena ni el nombre

Seguimos descubriendo rincones únicos de nuestro país

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: nonimatge / ISTOCK

España no deja nunca de sorprender. Su territorio es tan diverso que emplearíamos varias vidas en conocer mínimamente todos sus rincones, sus culturas, su historia, sus tradiciones y costumbres…

Una gran riqueza que nos apabulla en numerosas ocasiones, por lo inabordable que resulta, pero que nos permite seguir continuamente descubriendo verdaderos tesoros a lo ancho y largo de todo el país.

Seguimos pues aventurándonos por la geografía española en busca de lugares singulares que nos deslumbren por algún motivo, trayendo en esta ocasión algunos poco conocidos para el público en general.

Mirambel (Teruel)

Si bien la comarca del Maestrazgo, en la provincia de Teruel, no cesa de aumentar su poder de atracción turística gracias a campañas tan exitosas como la de las rutas de «Aragón Slow Driving», algunos de sus pueblos aún están lejos de convertirse en un referente conocido a escala nacional como ha ocurrido con otras poblaciones que en los últimos años han cobrado una gran fama.

Vicenfoto / ISTOCK

Y no es porque no lo merezcan, como es el caso de Mirambel, incluido dentro de la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España, siendo además uno de los mejores conjuntos arquitectónicos de todo Aragón – lo cual es ya mucho decir -, además de un ejemplo europeo de restauración monumental.

poliki / ISTOCK

Su casco histórico y su muralla rodeando la villa son una exquisitez para el visitante.

Pozas de Melón (Orense)

Las Pozas de Melón no son ningún secreto para los habitantes de las provincias de Orense o Pontevedra – se encuentran situadas a apenas tres cuartos de hora por carretera de la ciudad de Vigo -. Sin embargo, fuera de estos ámbitos permanecen desconocidas para un gran porcentaje de la población.

Bene Riobo

Unas pozas de extraordinaria belleza, tanto por las formaciones rocosas que contienen los remansos de agua como por el hipnotizador color de las aguas en muchos de sus tramos, al abrigo de la vegetación que la envuelve.

Fácilmente accesibles y aptas para el baño, recorrer el sendero paralelo al río Cerves resulta un placer para toda persona amante de la naturaleza.

Castillo encantado de Trigueros del Valle (Valladolid)

Situada en la Campiña del río Pisuerga, a tan sólo 25 kilómetros de la ciudad castellana de Valladolid, se encuentra la localidad de Trigueros del Valle y su insólito e histórico castillo, de más de cincos siglos de antigüedad.

Rastrojo

Una fortaleza genuina castellana con una larga historia detrás que ha sido reacondicionada en su interior para crear un castillo encantado a través de salas tan misteriosas y atrayentes como la Mazmorra, el Laboratorio de experimentos, la Sala de criptozoología, el Gabinete de las curiosidades… donde todo tipo de criaturas y animales mitológicos aparecerán a nuestro paso por las entrañas del monumento.

Una exposición creada por el genial escultor y responsable de atrezzo de Cuarto Milenio, Juan Villa.

Nacedero del río Urederra (Navarra)

Quizás sea el más conocido de la lista y se trata de uno de los espacios naturales imprescindibles y más celebrados de Navarra, pero si comparamos la belleza del lugar con otros de similares características en otros países, sin lugar a dudas aún no le hemos dado el reconocimiento que se merece y resulta poco conocido para su extraordinario valor.

Jesus Barroso / ISTOCK

La salida natural del acuífero a través de pozas que genera el río Urederra – que significa «agua hermosa» en euskera -, en un entorno kárstico, ha creado un espectáculo natural de aguas color turquesa que pareciera sacado de un lienzo. El bosque de hayas del Parque Natural de Urbasa y Andía que rodea el macizo kárstico es un paraje incomparable al que se accede desde la localidad de Baquedano – existen limitaciones en cuanto al número de personas para recorrer el sendero hasta el nacimiento -.

Meynuit / ISTOCK

Peñón de Vélez de la Gomera

Situado a mitad de camino entre Ceuta y Melilla, este desconocido peñón de poco más de 250 metros de largo pertenece a los territorios españoles del norte de África.

Ignacio Gavira

Incorporado físicamente a Marruecos en superficie hace casi un siglo debido a un terremoto, actualmente se trata de una península unida a tierra firme por una pequeña franja de tierra de tan sólo 85 metros, constituyendo curiosamente el tramo fronterizo entre dos países más pequeño del mundo.

Grullab

De carácter militar, este antiguo islote se mantiene unido a la soberanía española desde 1564, a pesar de haber sido protagonista de un intento de reivindicación por parte de nacionalistas marroquíes en 2012, como ocurriera ya con la isla de Perejil en 2002.