Aviones eléctricos en 2030: a partir de ese año, podremos volar en silencio y sin contaminar

Cada vez hay más proyectos de aviones de pasajeros eléctricos, y la mayoría apuntan a 2030: dentro de poco, el keroseno empezará a ser cosa del pasado..

Luis García
 | 
Foto: audioundwerbung / ISTOCK

Hay muchos indicios de que la aviación eléctrica será un hecho antes de lo que penamos. Pero posiblemente el más fidedigno de todos (como sucede casi en cualquier área) es el económico: cuando habla el mercado, hay que tomárselo en serio.

Un informe de la consultora Business Wire estima que, entre 2022 y 2030, el tamaño del mercado mundial de aviones eléctricos alcanzará los 226,6 millones de dólares  (234 millones de euros). “Se espera que la creciente demanda de medios de transporte de bajo consumo de combustible, junto con las estrictas regulaciones gubernamentales para promover la adopción de tecnologías limpias, impulse el crecimiento del mercado durante el período de pronóstico”, dice el estudio ,y añade:

“La gran demanda de aviones eléctricos se atribuye a la necesidad de una aviación sostenible y a las estrictas normas de emisión. Sin embargo, se espera que el alto coste de los aviones eléctricos y la falta de infraestructura de carga limiten el crecimiento del mercado”.

Aviones eléctricos
Varios proyectos plantean aviones con motores eléctricos alimentados por hidrógeno | audioundwerbung / ISTOCK

En breve serán algo habitual

Con todo, al igual que ha ocurrido en el sector del automovilismo, el camino hacia la electrificación es unívoco. Los Velis Electros de dos plazas, por ejemplo, ya están sobrevolando Europa silenciosamente, ya se están probando hidroaviones eléctricos y Air Canada anunció el 15 de septiembre que compraría 30 aviones regionales híbridos eléctricos de Heart Aerospace de Suecia, que espera tener su avión de 30 asientos en servicio para 2028. 

Encuentran un planeta en zona habitable formado por grandes océanos

Desde el Laboratorio Nacional de Energía Renovable de Estados Unidos afirman que es muy posible que los vuelos electrificados se implanten en 2030.

No parece muy grande, pero sí lo suficiente como para trasladar a unos cuantos pasajeros en vuelos de corto alcance, y eso es toda una proeza: el mayor problema de los motores eléctricos es el peso de las baterías, y eso, en un vehículo volador, cobra aún más transcendencia que en uno terrestre. 

Hasta 128 pasajeros

La empresa emergente holandesa Venturi Aviation, por su parte, ha anunciado que podría lanzar al mercado para 2030 un avión regional totalmente eléctrico de 44 asientos.

Tal y como recoge la publicación Flight Global, Venturi está desarrollando el Echelon 01, que al entrar en servicio tendrá una autonomía de unos 500 kilómetros, con un peso máximo de despegue de alrededor de 45 toneladas, del doble que el de una aeronave convencional.

La compañía Cranfield Aerospace Solutions (CAeS), por su parte, ha anunciado que en 2025 podría estar volando el primer avión eléctrico movido por hidrógeno, en este caso, con nueve plazas.

Airbus E-Fan es un prototipo de avión eléctrico que sale del aeropuerto de Farnborough, en Inglaterra. | Ryan Fletcher / ISTOCK

Por el momento, el proyecto más ambicioso está en manos de Easy Jet, que desarrolla en estos momentos un avión eléctrico de 186 pasajeros, el Wright 1, y también espera que pueda estar en servicio desde 2030. 

Son algunos ejemplos de proyectos ya en marcha, y la mayoría apunta a 2030: sin duda ese año, que coincide con el de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, cambiará la manera en que volamos, y empezará a ser mucho más limpia… Y silenciosa.