Este viernes se probará el vuelo más largo del mundo: de Nueva York a Sidney en 20 horas

Casi 20 horas será lo que dure el vuelo del avión Qantas este viernes, que despegará en Nueva York con destino Sidney y pondrá a prueba la viabilidad de los vuelos de larga distancia

Redacción Viajar
 | 
Foto: spooh / ISTOCK

Este viernes Qantas Airways será el protagonista de lo que puede suponer un gran avance tecnológico.  Desde Nueva York saldrá el vuelo QF7879 de Qantas y está previsto que 19,5 horas después y sin escalas, aterrice en Sidney. Será un vuelo de prueba, en el cual viajarán casi 50 conjillos de indias (incluyendo pilotos, pasajeros, científicos e investigadores) y con el que pretenden poner a prueba estos trayectos de larguísima duración y estudiar los efectos que producen tanto en los pilotos como en los pasajeros. Para ello, un equipo médico del centro Charles Perkins de la Universidad de Sidney se encargarán de examinar los cerebros de los pilotos teniendo en cuenta la comida y bebida ingerida durante el trayecto y los comportamientos del resto de tripulantes. Una vez realizado el viaje, Qantas Airways se convertirá en la primera aerolinea que cubra la ruta esta ruta sin escalas y recorriendo 15 husos horarios en aproximadamente 20 horas. 

spooh / ISTOCK

Como la mayoría se pueden estar imaginando cuanto más largo es el vuelo, más efectos sufren los que viajan, el más conocido de todos ellos: el jetlag. A raíz de que los vuelos de larga distancia están cada vez más de moda, está naciendo una nueva industria (cada vez más puntera)  que se basa en los productos que nos ayudan a lidiar contra los largos viajes. Estos productos van desde medicamentos que controlan la ansiedad hasta técnicas que se aproximan mucho a la realidad aumentada (gafas especiales). 

JackF / ISTOCK

El vuelo que se producirá este viernes será el primero de una serie de experimentos planteados por 'Proyect Sunrise' y será determinante en muchos aspectos ya que se espera, que para finales de este año se tenga una decisión final sobre el futuro de estos vuelos. Esto dependerá del estudio de numerosos factores entre los cuales se encuentran la viabilidad económica, las aprobaciones regulatorias y los acuerdos industriales. Los vuelos que plantea realizar Qantas (de muy larga distancia) pueden llegar a resultar útiles para el viajero de negocios ya que puede aprovechar más las horas en el destino. 

Alan Joyce, CEO del grupo Qantas, afirmó en agosto que «Volar sin escalas desde la costa este de Australia a Londres y Nueva York es realmente la última frontera en la aviación, por lo que estamos decididos a hacer todo el trabajo preliminar para hacerlo bien».