Las Vías Verdes cumplen un cuarto de siglo

En nuestro país ya existen cerca de 2.700 kilómetros de Vías Verdes, travesías que circulan por plena naturaleza y que son accesibles para bicicletas, sillas de ruedas e, incluso, carritos de bebés.

VIAJAR
 | 
Foto: MonikM / ISTOCK

En 1993 España conservaba más de 7.600 kilómetros de líneas ferroviarias en desuso, algunas de ellas sin servicio de trenes desde años atrás y otras que incluso nunca llegaron a tenerlo.

Fue entonces cuando se decidió asignar una nueva función a estas infraestructuras que recorrían el país atravesando parajes naturales de gran valor. La idea consistía transformar los antiguos raíles y desiertas estaciones de tren en recorridos para viajeros, que podrían hacer uso de ellos tanto a pie como en bicicleta.

El entonces Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente (MOPTMA), Renfe, FEVE y la Fundación de los Ferrocarriles Españoles llegaron a un acuerdo para la realización de un inventario que pretendía localizar las líneas de tren abandonadas y más tarde estudiar cómo reutilizarlas. De esta forma nacieron las Vías Verdes.

Para poner en marcha el plan, el Estado tomó como referencia las Greenways que ya existían en Gran Bretaña y Estados Unidos, adaptando de esta manera la filosofía, objetivos y características del diseño y construcción anglosajón a las necesidades españolas.

Las Vías Verdes en la actualidad

En 2018 se cumplen 25 años desde que se iniciara el proyecto. Los resultados hasta ahora alcanzados son notables: cerca de 2.700 kilómetros de Vías Verdes construidos en nuestro país, distribuidos en 123 itinerarios por todo el Estado –en todas las Comunidades Autónomas salvo en las Islas Canarias–, y con caminos que pueden recorrerse a pie, en bicicleta o en patines, y que son accesibles gran parte de ellos para sillas de ruedas y cochecitos de bebés.

Pero lo verdaderamente positivo de las Vías Verdes es que facilitan la movilidad sostenible y el ocio saludable de los ciudadanos, promoviendo un turismo activo que genera empleo, riqueza local y una nueva cultura de apoyo al uso de la bicicleta.

En apenas un cuarto de siglo ha dado tiempo a rehabilitar más de 100 antiguas estaciones de tren y apeaderos, otorgándoles nuevas funciones sociales y ecoturísticas y afianzando así una amplia oferta de servicios de alojamiento y restauración, alquiler de bicicletas, información turística, medioambiental y cultural.

Pero aún queda mucho por hacer. Gran parte de los 5.000 kilómetros de líneas de ferrocarril en fuera de servicio que aún quedan en España son susceptibles de ser recuperados como Vías Verdes en el futuro.

Con motivo de los 25 años del nacimiento de las Vías Verdes, el Área de Vías Verdes de la FFE quiere recabar videos y mini testimonios de usuarios y personas conocidas para que cuenten y compartan lo que las Vías Verdes significan para cada uno de ellos. Los videos se publicarán en el Canal de Videos "Vive la Vía" en YouTube.​​

¡Tú también puedes enviar el tuyo! Prepara un vídeo de 1 minuto de duración (máximo) y envíalo a prensavv@ffe.es. ¡Anímate y colabora!