Viajes extraordinarios

Al hilo de la aparición de "La aventura de viajar" de Javier Reverte, seleccionamos los mejores relatos de aventura que se pueden encontrar en las librerías. Obras con las que seguir a Marco Polo a lomos de una moto BMW o buscar tu identidad en México DF.

Rafael de Rojas

El último libro de Javier Reverte se parece mucho a unas memorias. Memorias de sus rutas o memorias a secas en las que se erigirían como protagonistas los viajes, porque han sido y son el eje vertebrador de su vida. La aventura de viajar (Plaza Janés, 19 €) antologa los mejores viajes del autor, los más extraños y sorprendentes -el libro se subtitula por eso Historias de viajes extraordinarios -. El texto resucita antiguos compañeros de viaje, recupera cuadernos de notas y recrea conversaciones de hace décadas sin que en ningún momento la nostalgia venza a la sensación de vivacidad de cada uno de estos retratos. Como pasa con otros libros de Javier Reverte, tras volver la última página al lector le entra un irresistible impulso de hacer la maleta. Para viajar a cualquier parte. Hagan la prueba.

Otra aventura que contagia energía y deseos de devorar kilómetros es la que viven los protagonistas de Los caballos alados de la ruta de la seda. Tres BMW tras los pasos de Marco Polo (Dossat, 20 €). El autor, Carlos Martínez de Campos, se ha propuesto con su primer libro de viajes acercar al gran público la historia de esta vía comercial y cultural.

En el tomo aprovecha el relato de un viaje en moto que realizó junto a dos amigos por Asia Central para adentrarnos en la historia de cuantos han recorrido este mismo camino a lo largo de la historia.

Durante siglos, la seda fue símbolo de poder en Occidente, ya que para llegar a Europa procedente del Lejano Oriente, las caravanas debían recorrer una larguísima ruta atravesando la China imperial, Asia Central, Afganistán, Persia y el Cercano Oriente hasta alcanzar los puertos de la costa mediterránea.

Por su parte, La perdida (Astiberri, 22 €) es un cómic en el que se retrata como pocas veces se ha visto en este medio un estado de ánimo protagonizado por las ansias de devorar la vida. La protagonista, una norteamericana algo pánfila que quiere ser mexicana, viaja a México DF para virar su aventura existencial.

Su ingenuidad, su deseo de ser otra cosa, la acabarán trayendo problemas en un final que transforma lo que hasta entonces estaba siendo un libro costumbrista en un thriller .