Viajaremos al espacio en 2023 y despegaremos desde... ¡Sevilla!

Será en una cápsula presurizada para seis personas que ascenderá al espacio tirada por un globo de helio. El primer vuelo de prueba está previsto para 2021 y todo está organizado por la compañía española EOS-X Spaceship Company. ¡Bienvenidos al futuro!

María Escribano
 | 
Foto: EOS-X Spaceship Company

EOS-X Spaceship Company es el nombre de la compañía de turismo espacial española que está intentando que los vuelos al espacio sean una realidad dentro de unos dos años. Y el lugar de partida de dichos vuelos va a estar más cerca de lo que pensabas. Sevilla ha sido la ciudad elegida por la compañía para asentar su base de lanzamiento y también su centro de operaciones de desarrollo e ingeniería en España.

El sistema de EOS-X es un proyecto tecnológico español. | EOS-X Spaceship Company

Así lo anunció durante el Tourism Innovation Summit hace unas semanas. "Según nuestros estudios técnicos previos, Sevilla reúne las mejores condiciones climatológicas en la península ibérica para poder operar más de seis meses al año", explicó Kemel Kharbachi, el fundador de la compañía. 

El proyecto está liderado por Agora Next. | EOS-X Spaceship Company

El objetivo es llevar a unas 10.000 personas a la frontera del espacio en una cápsula presurizada. Pero, a diferencia de otras compañías de turismo espacial que cuentan con un cohete que se lanzará a gran velocidad al espacio, EOS-X propone otro tipo de lanzamiento. Su cápsula, que tiene capacidad para seis pasajeros (cinco turistas más el piloto), sube impulsada por un globo de helio a una velocidad más lenta que otras, lo que permite disfrutar más tiempo del viaje. 

Cuentan con la consultora estratégica global Arthur D. Little como socio de desarrollo. | EOS-X Spaceship Company

En dicho viaje podrán observar la oscuridad del espacio, la delgada atmósfera azul y la curvatura de la Tierra a una altitud de hasta 40 kilómetros. Esos son unos 30 kilómetros por encima del nivel de vuelo de los aviones comerciales.

Una vez ahí arriba, el globo permite que la cápsula flote durante un par de horas, permitiendo también un viaje más largo. En total, la duración total será de entre cuatro y cinco horas, según las condiciones climatológicas. 

Detalle de la cápsula.  | EOS-X Spaceship Company

Para viajar en la cápsula, por cierto, no hace falta traje espacial ni tener una gran preparación física. Pero dos o tres días antes del despegue, los turistas deben acudir al complejo Stratoport de la compañía para una serie de sesiones de formación, preparación e información. Dicho Stratoport está compuesto de dos complejos, uno de ellos el Espacial, que alberga unas instalaciones de alojamiento de lujo donde irán los pasajeros antes de su vuelo. En él se ofrecen experiencias espaciales inmersivas, conferencias, simuladores y otras actividades complementarias para asegurar que los pasajeros viven una experiencia espacial completa.  

Sube a 40 kilómetros de altitud.  | EOS-X Spaceship Company

La cápsula cuenta con asientos ergonómicos, lavabo y grandes ventanas panorámicas. Además, también tiene pantallas interiores que mostrarán imágenes en vivo del exterior e información de vuelo para complementar la vista natural de los pasajeros. 

Está previsto que el primer vuelo de prueba tripulado se lance el año que viene, en 2021, pero habrá que esperar a 2023 para el primero comercial (aún no está definido el precio del billete, pero se ha publicado que puede rondar los 150.000 euros).

El globo será reciclado.  | EOS-X Spaceship Company

Y a la pregunta de dónde aterrizarán las cápsulas, se está trabajando en ubicaciones predefinidas a una distancia de hasta 200 kilómetros desde el punto de lanzamiento. El objetivo de EOS-X es que dichos viajes tengan el menor impacto contaminante posible, de ahí que sus vuelos funcionen con helio o hidrógeno. También recogerán y reciclarán el sobre del globo. Para más información: www.eosxspace.com.