¿Y si tu próximo viaje fuera en una 'suite' dentro de un Renault 4?

“Quería fusionar el mundo de los coches con el de la arquitectura para crear una habitación de hotel al aire libre”, explica el diseñador francés Mathie Lehanneur, que le ha dado una vuelta de tuerca a los viajes con su Renault Suite N.º 4

María Escribano
 | 
Foto: Jason Yan Francis

Mathieu Lehanneur está considerado uno de los mejores diseñadores del mundo. Su creatividad se apoya en la ciencia (recomendamos echarle un vistazo a su antibiótico en capas) y muchos de los objetos que diseña tienen la intención de mejorar la vida de quienes los utilizan, creando nuevas experiencias relajantes y sanadoras. Por eso no es de extrañar que Renault haya confiado en él para crear una nueva experiencia viajera dentro de un coche ya legendario para la firma francesa, el 4L, que este 2021 hace 60 años que salió al mercado. “Siempre me ha gustado trabajar en piezas así. Me encanta jugar con su historia y reactivarlos a través de nuestras preocupaciones y sensibilidades actuales”, explica el diseñador francés.

Renault Suite N.º 4.  | Felipe Ribon

Lehanneur partió del deseo actual de escapar, eso sí, dentro de nuestra propia burbuja segura. Por eso, ha creado en el Renault 4 lo que él define como una suite nómada, una habitación de hotel de lujo sobre cuatro ruedas completamente transparente para poder renovar las vistas a cada paso del viaje. Además, lo ha hecho con el signo eléctrico de los tiempos: su Suite N.º 4, que así es como ha bautizado al modelo, es 100% eléctrico.

Interior de la parte trasera.  | Jason Yan Francis

El pasado 22 de octubre, la firma lo presentó en París con las siguientes palabras: “Es un coche que realmente resume todo lo que la marca se ha propuesto lograr: crear automóviles modernos e innovadores que provoquen emociones”. Para Lehanneur, su Suite N.º 4 supone “una nueva experiencia de movilidad y viaje”.

La parte trasera del coche es transparente.  | Jason Yan Francis

“Quería fusionar el mundo de los coches y el de la arquitectura para crear una habitación de hotel al aire libre. Es incluso mejor que la suite palaciega más elegante, ya que el coche está exactamente donde quieres que esté, ya sea junto al mar, en medio del campo o conduciendo por la ciudad con la que siempre has soñado”, añade Lehanneur.

Detalle del Suite N.º 4.  | Jason Yan Francis

Respecto al diseño, el Suite N.º 4 mantiene las dimensiones y líneas del R4, pero la parte trasera se ha sustituido por ventanas de policarbonato y el techo se ha cubierto con paneles solares transparentes, que dejan pasar la luz mientras ayudan a cargar la batería del automóvil.

Salpicadero en terciopelo amarillo.  | Jason Yan Francis

Ya dentro del automóvil, los asientos y el salpicadero están tapizados con terciopelo amarillo y la parte posterior, con una tela de chenilla gruesa. Todos los materiales están hechos y suministrados por artesanos con sede en París.

Detalle del vehículo.  | Jason Yan Francis

Fuera, tres capas de pintura le dan al R4 el aspecto mineral del cemento. Y es este precisamente el que le da al coche su toque arquitectónico. “Imagínatelo en un entorno natural: ya no es un automóvil, es una casa diminuta”, dice Lehanneur. “El arte de viajar se ha vuelto más importante que el destino”, remata el diseñador. 

Frontal del vehículo.  | Jason Yan Francis