De viaje por la España sefardí

La Red de Juderías de España, a la que pertenecen 19 municipios, invita a conocer el legado judío del territorio nacional con nuevas propuestas esta temporada.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: clodio/iStock

Las razones para descubrir la herencia judía de España son innumerables: desde contemplar el atardecer sobre el Jardín de Mosé de León, en Ávila, a viajar en el tiempo caminando por el Convento de Santa Clara, en Córdoba, pasando por degustar algunos de los dulces típicos en Tudela, León o Plasencia. Cualquier excusa es buena para conocer las huellas de nuestros antepasados y disfrutar de unos de desconexión en alguno de los 19 municipios que integran la Red de Juderías de España, asociación pública que tiene el objetivo de defender el patrimonio urbanístico, arquitectónico, histórico y cultural del legado sefardí.

Entre las ciudades que forman parte de esta particular red, además de las mencionadas, destacan Barcelona, Cáceres, Calahorra, Estella, Lizarra, Hervás, Jaén, Lucena, Monforte de Lemos, Oviedom Palma, Ribadavia, Segovia, Toledo o Tarazona.

Durante los próximos meses, la máxima inspiración viajera para lanzarse a descubrir la España sefardí, llega de la mano del programa Descubridores de Sefarad, un proyecto pone el foco en los viajeros. Y es que los turistas que visiten las diferentes ciudades de la red podrán solicitar en las oficinas de turismo su Pasaporte del Descubridor, que les será sellado en cada visita en determinados puntos de interés como sinagogas, museos, jardines o baños judíos.

El viajero, al alcanzar un número determinado de sellos, será obsequiados con regalos: un Diario de Viaje en el que anotar todas las experiencias y anécdotas al alcanzar cinco sellos y un Diploma del Descubridor, una insignia de Sefarad y un obsequio sorpresa con diez sellos.

En lo que a las propuestas online respecta, la Red de Juderías de España, ha puesto a disposición de todos los usuarios web una serie de informaciones en forma de planos y cronogramas interactivos. La primera permite explorar más de 500 enclaves, historias  y personajes de la herencia judía en Sefarad. La segunda en cambio, utiliza más de 900 fechas significativas con el objetivo de ofrecer perspectiva histórica de acontecimientos, artefactos y lugares.