Espeleología urbana: viaje a las impresionantes cuevas del metro de Estocolmo

Las estaciones mantienen su forma de cueva y están decoradas por reputados artistas que han convertido el metro sueco en un museo bajo tierra

Redacción Viajar
 | 
Foto: Victor Gårdsäter/mediabank.visitstockholm.com  

Recorrer las estaciones de metro de Estocolmo es como asistir a una exhibición de arte rupestre pero en el siglo XXI. Los responsables de la construcción de la red de metro sueca nunca quisieron ocultar que uno se encuentra bajo tierra mientras se traslada en sus vagones, por lo que dejaron la roca viva en muchas paredes y techos. Eso sí, para darle un aspecto menos siniestro, optaron por decorarla. Desde 1957, distintos artistas han transformado andenes, techos y suelos convirtiendo cada estación en un pequeño museo. Tanto es así, que hay visitas guiadas para conocerlo durante todo el año, visitas a las que se puede acceder simplemente con el billete de metro. 

Estación Kungsträdgården.  | Viktor Gårdsäter/mediabank.visitstockholm.com  

Además de arte, en algunas estaciones puede encontrarse vida... arácnida. Nos referimos a la estación de Kungsträdgården, en el centro de la ciudad. En ella vive la araña Lessertia dentichelis y es el único lugar del norte de Europa donde habita. Parece que la especie llegó hasta Suecia desde el sur del continente viajando en las máquinas que se utilizaron para construir la estación allá por los años 70. 

También hay espacio para la ciencia en otras estaciones, como la de Tekniska Högskolan, en la línea roja. Recibe el nombre de la famosa universidad sueca fundada en 1827 que consiguió su parada de metro en 1973. De ahí que Lennart Mörk, el pintor que la decoró, quisiera celebrar los avances y descubrimientos científicos con su arte. Creó cinco poliedros regulares en el andén, que representan los cinco elementos de Platón: fuego, agua, aire, tierra y éter. Pero también hay representaciones del heliocentrismo copernicano, el alfabeto mecánico de Polhem, las tres leyes del movimiento de Newton y los intentos de Da Vinci de crear una máquina voladora. 

A continuación, os invitamos a hacer un recorrido por las estaciones más sorprendentes.