Viajar en tiempos de coronavirus: varias aerolíneas suspenden vuelos a China

En la última semana casi se han duplicado los casos del virus nCoV, que ya han llegado a más de 4.000 y más de un centenar de víctimas mortales. Iberia acaba de suspender sus vuelos a Shanghái y British, Finnair y Lufthansa a toda China. 

Luis Meyer
 | 
Foto: Yasushi Kanno / ISTOCK

Iberia acaba se suspender sus vuelos a Shanghái  y British Airlaines, Finnair, Lufthansa y sus filiales los han interrumpido a toda China. Otras compañías -United, Cathay, China Airlines- han suspendido parte de sus conexiones. Esto es todo lo que debes saber sobre el coronavirus si, aun así, estás pensando hacer las maletas para viajar al país asiático. 

¿De qué virus estamos hablando?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades que van desde el resfriado común hasta el síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS-CoV) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV). El nuevo coronavirus, cuyo foco de origen se ha localizado en la ciudad china de Wuhan (provincia de Hubei) se denomina nCoV, y es una nueva cepa que no se había identificado previamente en humanos. Los coronavirus se pueden transmitir entre animales y personas. La novedad es que este virus en concreto se ha contagiado por primera vez de animales “a” personas. 

¿Cómo de grave es?

Antes de nada, conviene recalcar que el nuevo nCoV no es un virus mortal ‘per se’. Según explican desde el Ministerio de Sanidad, podría provocar la muerte “entre personas ancianas y con problemas de salud subyacentes o sistemas inmunes comprometidos”. Por lo demás, los síntomas son principalmente fiebre, tos, dolor de garganta y, en algunos casos, dificultad para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo e insuficiencia renal. 

"Los síntomas son principalmente fiebre, tos, dolor de garganta y, en algunos casos, dificultad para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo e insuficiencia renal"

¿Cuánto se ha extendido?

Su capacidad infecciosa es muy elevada, a la vista del aumento exponencial de casos confirmados en China: desde el lunes pasado hasta hoy casi se han duplicado, y llegan a los 4.515, con 106 víctimas mortales en ese país. Los casos sospechosos llegan a 7.000, y actualmente 45.000 personas están en observación. Las autoridades sanitarias ya han confirmado, por tanto, que los contagios han sido entre individuos.

Los casos iniciales, tal y como informan desde el Ministerio de Sanidad, estaban relacionados con vendedores en un mercado de pescado de la ciudad de Wuhan, el Huanan Seafood Market. A día de hoy ya hay 25 provincias chinas con casos confirmados fuera de Hubei, entre ellas Guangdong, Beijing y Shanghai. También se han detectado afectados en Thailandia, Corea del Sur, Hong-Kong, Macao, Japón, Taiwán, Singapur y Estados Unidos (Seattle). Y se acaba de confirmar el primer caso de una persona que no ha pasado por China: mucho más cerca de aquí, en Alemania. 

Una avenida de Wuhan, el pasado abril.  | Julien Viry / ISTOCK

¿Cómo se contagia?

Debido a su novedad, aún no hay datos concluyentes. De momento, sí se ha confirmado que la transmisión es por vía respiratoria y secreciones (como las gotas diminutas de flügge, aquellas que despedimos al toser, o incluso al hablar), si bien aún no se sabe cómo pasó de un animal a un ser humano. También puede contagiarse, indirectamente, por el tacto. “Esto se daría, por ejemplo, si alguien estornuda, se pone la mano delante y luego toca un fómite con la misma”, explica Alexánder Perkins, médico especialista en Microbiología Clínica y Medicina Familiar. “Un fómite es cualquier objeto que, si se contamina con algún virus, puede pasarlo al individuo que lo toque y, por ejemplo, se toque la boca después. Hay que tener en cuenta que este virus puede resistir algunos minutos fuera de un cuerpo vivo”. El experto recomienda taparse la boca con el antebrazo en lugar de con la mano en caso de estornudo o tos. “Es mucho más complicado que toquemos algo con el antebrazo después y, por tanto, se reduce el riesgo de transmisión”. 

¿Existe alguna vacuna?

Por el momento, debido a la novedad del virus y que aún no se conoce el alcance de su mutación, por el momentos no se han podido diseñar vacunas 100% eficaces, aunque farmacéuticas como Inovio están trabajando en ello en estos momentos. 

“Un fómite es cualquier objeto que, si se contamina con algún virus, puede pasarlo al individuo que lo toque y, por ejemplo, se toque la boca después. Hay que tener en cuenta que este virus puede resistir algunos minutos fuera de un cuerpo vivo”

¿Qué medidas debe tomar el viajero?

El brote de este coronavirus ha coincidido con la celebración del Año Nuevo Lunar hasta el 31 de enero, y las autoridades del país asiático han restringido fuertemente el tráfico tanto a Hubei como a través de esta región. También se han cerrado temporalmente grandes focos turísticos como el Disney Resort de Shanghái, la Ciudad Prohibida en Beijing y una sección de la Gran Muralla. El Ministerio de Asuntos Exteriores ha informado de que se han reforzado las medidas de control sanitario en puertos, estaciones de tren o metro, y aeropuertos. Y recuerdan que, “cuando las autoridades chinas detectan indicios de la enfermedad, como fiebre u otros, los viajeros son retenidos y sometidos a períodos obligatorios de cuarentena de hasta dos semanas”. En cualquier caso, desde el Ministerio recomiendan abstenerse de viajar a las zonas afectadas y, en caso de hacerlo por el resto del país asiático, extremar la precaución. 

jarun011 / ISTOCK

Si aun así tenemos pensado viajar a China próximamente, desde el Ministerio de Sanidad  señalan que hay que “evitar el contacto cercano o directo (al menos una distancia de un metro) con personas que sufren infecciones respiratorias agudas y presentan tos, estornudos, expectoración y no compartir sus pertenencias personales”. También debe evitarse el consumo de alimentos de origen animal que estén poco cocinados o crudos, y recalcan también la necesidad de lavarse frecuentemente las manos, especialmente quienes tengan contacto directo con personas enfermas o su entorno. Esto último tiene especial importancia, ya que el brote del coronavirus ha coincidido con una elevada actividad de la epidemia de gripe estacional en China, por lo que los viajeros deben recibir la vacuna contra este virus al menos dos semanas antes del viaje, de acuerdo con las recomendaciones de las autoridades chinas. 

Robert Wei / ISTOCK

Los viajeros que presenten síntomas de infección respiratoria aguda dentro de las dos semanas posteriores a su regreso de Wuhan o cualquiera de las regiones donde se han confirmado casos de este coronavirus deberán buscar atención médica de inmediato. El Ministerio de Sanidad señala, eso sí, que antes de personarse en la consulta médica o en los servicios de urgencias, “deben llamar con anticipación e informar sobre su viaje reciente y sus síntomas”.  Asimismo, deben “evitar el contacto con otros o usar mascarilla si el contacto es inevitable”. Y, por supuesto, no viajar mientras estén enfermos.