Viajar de pie ¿el futuro de los aviones?

Ya decimos que a priori no nos convence, aunque puede llegar a ser el futuro del interior de los aviones.

Viajar
 | 
Foto: Aviointeriors

Aerolíneas y  fabricantes del mundo de la aviación se afanan en mejorar la seguridad y, sobre todo, la rentabilidad de los aviones, aunque no tanto en la comodidad de los pasajeros. El fabricante italiano de asientos para aerolíneas Aviointeriors acaba de presentar en la Feria de Interiores Aéreos celebrada en la ciudad alemana de Hamburgo su nueva creación, el Skyrider 2.0.

Según la compañía, este innovador asiento permite una experiencia de viaje para el pasajero más cómoda y amplia. Con él, se podrá estirar las piernas todo lo que se quiera y es que lo difícil será doblarlas. El asiento sitúa a los pasajeros en una posición vertical, aunque prometen que mantiene una "comodidad adecuada".

La ventaja para las aerolíneas es que este asiento permite aumentar el número de pasajeros en un 20% en el mismo espacio utilizado hasta ahora, lo que significa una 20% más de ganancias utilizando el mismo avión. Además, estos asientos pesan un 50% menos que los asientos convencionales y necesitan menos mantenimiento, lo que reduce costes. Aunque su característica principal es que la parte inferior -la escasez de ella- sitúa al pasajero en un posición vertical, reduciendo el espacio entre filas de asientos.

Aviointeriors

Pero las ventajas para las aerolíneas no quedan aquí, sino que al ser ideados como módulos, permiten en el mismo avión varios formatos de asientos: el Skyrider 2.0, asientos convencionales -tal y como los conocemos hasta ahora- e, incluso asientos más cómodos ideados para primera clase o clase business. Esto permitiría a las aerolíneas ofertar una tarifa más en función de la clase y el asiento en el que viajar.

El Skyrider 2.0. es la nueva versión mejorada de un diseño ya presentado por Aviointeriors en 2010, tal como afirma CNN Travel. En aquella ocasión, la Administración Federal de Aviación de EE.U.U no aprobó el diseño, que se asemejaba a las sillas de montar caballos. A este nuevo modelo, le han instalado más relleno, además de estar anclado de suelo a techo del avión a través de un poste.

En relación a su utilización real, también en 2010 Michael O'Leary, presidente de Ryanair, dijo que estaba pensando en la instalación de este tipo de asientos, pero nunca lo llegó a llevar a cabo. Lo cierto es que aún ninguna aerolínea ha anunciado su intención de utilizar este tipo de asientos.

// Outbrain