Viajar... para capturarnos

"En este momento me empiezo a cuestionar la necesidad que tenemos de capturar el momento, de reconocernos en un sitio distinto al que es nuestra casa y para eso necesitamos tener una imagen propia, aunque sea en poca calidad.” Así describe su proyecto más íntimo el fotógrafo Luis Barta.

Lucía Martín García
 | 
Foto: Luis Barta

“Las primeras fotos de Visiting Visitors están tomadas en Nueva York, en 2009, en un viaje turístico. El proyecto sale por casualidad porque me encuentro en un modo de viaje como turista tradicional de ir a visitar la ciudad y recorrer los sitios típicos junto al resto de personas. Es la primera vez que me doy cuenta de que somos muchos haciendo lo mismo a la vez. Precisamente era Navidad, así que la cantidad de gente había era inmensa”.

Así comienza Luis Barta, fotógrafo profesional (conocido por sus editoriales de moda en prestigiosas revistas del sector), a describir su proyecto. Un trabajo que se basa en la observación de los turistas que inundan las ciudades, siempre pegados a sus dispositivos móviles con el fin de inmortalizar recuerdos.

“Sin duda es la imagen que más me impacta de Londres, la mujer con burka reconociéndose en la foto, buscando quién es en el móvil, comprobando como ha quedado.” | Luis Barta

“En aquella época del 2009, la calidad de los móviles todavía era muy baja a nivel fotográfico ya que tenían muy poca resolución. A mí me empieza a sorprender que, en sitios, como por ejemplo el Rockefeller Center, hay bastantes expositores para poder comprar postales o imágenes del edificio hechas por fotógrafos de prestigio con muy buena calidad. De repente, me parece curioso como preferimos fotografiar con el móvil de muy baja calidad, preferimos tener una captura propia, a gastarnos 1 dólar en tener una foto bien hecha. En este momento me empiezo a cuestionar la necesidad que tenemos de capturar el momento, de reconocernos en un sitio distinto al que es nuestra casa y para eso necesitamos tener una imagen propia, aunque sea en poca calidad.”

Luis Barta

Aquí es cuando el fotógrafo comienza a cuestionarse el verdadero propósito interior del viaje turista más allá del conocer nuevos sitios, se pregunta el por qué una persona decide gastar dinero y tiempo de su vida en ir a visitar un lugar distinto.

"Me empiezo a cuestionar esta pregunta fotográficamente, y empiezo a inmortalizar a la gente. Este proyecto es un autorretrato, donde me reconozco en la gente que está haciendo lo mismo que yo."

El paso del tiempo y la evolución de las tecnologías también se ve reflejado en este trabajo. Existe una clara evolución entre la primera parte del proyecto elaborada en Nueva York en el año 2009, donde los medios para tomar fotografías no son los mismos que podemos observar en las imágenes de la segunda parte, realizadas en Londres en 2015.

Luis Barta

“Podemos ver como el selfie reafirma esa idea de necesidad de verse en un entorno diferente. Esto antes no estaba muy claro, pues era un miembro de la familia el que desaparecía y fotografiaba a los demás”. En la segunda parte del proyecto, el hecho de fotografiar y ser fotografiado es una de las partes más importantes del viaje. “En Londres, se potencia mucho la necesidad de demostrar donde he estado y de dejar una huella con esa captura”.

Se siente identificado con todas y cada una de las personas a las que fotografía y hace un reflexión personal sobre cómo somos y e intenta entender el sentido más profundo que promueve este comportamiento, un comportamiento que cada vez es más común y automático en cualquier parte del mundo.

Luis Barta

Debido a la crisis del coronavirus y la necesidad de encontrar un sponsor para sufragar los gastos, el proyecto no ha podido continuar de la forma que al fotógrafo le hubiera gustado. Una vez recopiladas las imágenes del continente americano y las del europeo, Barta, quería dejar pasar cinco años y volver a observar, en otro lugar del mundo, como ha progresado esta situación.

"Era este verano, más o menos, el momento de realizar este tercer viaje. Incluso se me pasó por la cabeza hacerlo en Madrid. Me gustaría ver como funciona el proyecto con esa mirada de 'turista en nuestra propia casa'."

 

VISITING VISITORS, por Luis Barta

Hacía frio, mucho frio,

nos movíamos entre la masa intentando tomar un camino individual…

nos movíamos con la masa.

 

En esos instantes comencé a percibir las miradas de mis semejantes,

ávidos como yo de capturar sus propias imágenes de lo que estaban

viviendo, sus propias realidades,

sus propios sueños.

 

Me vi inmerso en la humanidad de la gente y me vi reflejado en

su preguntas, mis preguntas, que van mucho más allá

de lo que vemos a simple vista.

 

Quizá inconscientemente quizá no,

todos buscamos respuestas en nuestros viajes, buscando cosas nuevas

nos reencontramos a veces con la gente que lleva mucho tiempo

a nuestro lado y hemos dejado de ver por mimetismo con el entorno

siempre conocido.

 

Cómo sería nuestra vida en este sitio nuevo,

cómo nos reconoceríamos,

como responderíamos a las preguntas perennes de nuestra vida aquí,

en este nuevo lugar.

 

Todas estas imágenes tienen el protagonista fuera del cuadro,

un abstracto, un sueño,

un pensamiento ligeramente diferente del habitual.

 

Todas las imágenes son preguntas más allá

de lo que realmente miramos, las preguntas que realmente

se desencadenan en estos viajes.

 

El reencuentro con las cosas que ya conocía desde otro punto

de vista, el deseo de capturar esa sensación y mantenerla

en el tiempo viva a pesar de volver.

Todo viaje físico provoca otro emocional.

 

Luis Barta

Acerca del fotógrafo: 

www.luisbarta.com

@luisb_personal // @luisbarta