Viaja en el Puente de mayo

Foto: Revista viajar

Dubrovnik, una joya en el Adriático
La ciudad medieval de Dubrovnik situada en el sur de la región de Dalmacia posee una belleza inigualable. Es uno de los centros turísticos más importantes del mar Adriático. Está rodeada por dobles murallas de 20 torres y bastiones renacentistas. Un paseo por la ciudad antigua permite disfrutar de los monumentos más importantes del arte medieval como la fuente de Onofrio, los monasterios de los franciscanos y dominicos, los palacios de Sponza y el Rector y la catedral. En 1979, la ciudad antigua de Dubrovnik fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y en 1994 la declaración se amplio.

Fantasía en Estambul
Las huellas de Bizancio, los destellos del imperio otomano, los yacimientos arqueológicos mejor conservados de la cultura clásica, el prodigioso paisaje de la Capadocia y las playas de ensueño son algunas de las razones por las que se impone un viaje a Turquía. En su ciudad más representativa, Estambul, que no su capital, puede apreciarse un poco de los muchos atributos del país.

Florencia, la cuna del Renacimiento
La capital toscaza es la ciudad más rica en arte y cultura de toda Italia, con centenares de iglesias, palacios y museos repletos de obras de arte. Pero, además Florencia es también una ciudad para pasear entre sus calles franqueadas por sobrios palacios, para sentarse en sus numerosos cafés o descansar en sus magníficos jardines.

Siempre Londres
Londres ejerce una gran atracción para el visitante, cualquier ocasión es buena para pasar unos días en esta cosmopolita ciudad, pasear por sus extensos parques, visitar sus diversos museos, asistir a algunos de sus múltiples espectáculos musicales y hacer algunas compras son algunas de las opciones que ofrece esta internacional ciudad.

Berlín, una ciudad cambiante
Berlín es una ciudad cambiante cada día se puede descubrir algo nuevo, excitante y con ritmo. Se puede disfrutar de con su incomparable oferta cultural, su legendaria vida nocturna, los verdes oasis y los lagos. En sus museos se exponen tesoros únicos tanto de la época clásica como del arte contemporáneo, desde Nefertiti hasta Beuys. Los museos de la Isla de los museos (Museumsinsel) invitan a sus visitantes a admirar sus fascinantes colecciones de la misma forma que lo hacen el espectacular edificio de la "Hamburger Bahnhof" y el Museo Judío (Jüdisches Museum). Los escenarios de Berlín ofrecen un rico programa de carácter internacional. En los grandes teatros, salas de conciertos y palacios de la ópera se puede disfrutar de un repertorio clásico del más alto nivel, mientras que en los innumerables teatros alternativos se representan espectáculos vanguardistas y experimentales.

Mágica bahía en Nápoles
Nápoles es la ciudad más pintoresca de Italia, superpoblada, voluble, caótica y profundamente mediterránea. Tiene una de las bahías más bellas del planeta y es el punto de partida ideal para explorar Pompeya y Herculano en una visita arqueológica que se debe completar con el Museo Arquitectónico Nazionale, uno de los más importantes del mundo. Nápoles es una ciudad fascinante repleta de palacios y monasterios concentrados en unas cuantas calles, como la Via del Tribunale y la Via San Biagio dei Librai que atraviesan el corazón histórico de la ciudad, conocido como el "Nápoles roto" el "Spaccanapoli".

Ruta arqueológica en Jordania
Jordania es un país lleno de historia que desempeño un papel muy importante entre Oriente y Occidente debido a su situación estratégica entre Asia, Africa y Europa. Todo lo que le rodea son restos de antiguas civilizaciones que aún permanecen vivas, grabadas en cada rincón de este espectacular país. Desde la antigua ciudad nabatea de Petra, el impresionante mar Muerto, el valle del Jordán , las transparentes aguas del mar Rojo y su maravilloso fondo marino y el inconfundible desierto de Wadi Rum.