Los vecinos de un pueblo inglés se unen para salvar lo que más quieren: su pub

Los habitantes de Stonesfield han organizado todo tipo de actividades para recaudar dinero y salvar el pub, que cierra por la covid

Beatriz Pérez
 | 
Foto: Back The White Horse

Una de las señas de identidad más características de la cultura inglesa está en crisis. Casi 20.000 pubs han cerrado en las últimas décadas en el país, y Stonesfield, un pequeño pueblo del condado de Oxfordshire, en Inglaterra, se debe enfrentar a esta dura realidad: su último pub está en venta.

Back The White Horse

Siete pubs en este pueblo han cerrado en los últimos años y se han reconvertido en residencias. Así que cuando el dueño del último pub, el White Horse, obligado por la crisis de la covid-19, colgó el cartel de ‘Se vende’, los vecinos de Stonesfield decidieron tomar cartas en el asunto.

Back The White Horse

Liderados por Mr. Callaghan, los vecinos de Stonesfield, con una población de poco más de 1.500 personas, han creado la ‘Sociedad de Beneficio Comunitario de Stonesfield’ con el fin de recaudar las £395.000 (alrededor de 440.000 €) que se pide por el pub. Aunque el objetivo final es alcanzar las £480.000 para poder mejorar todas las instalaciones.

Para ello, no han recurrido solo a las donaciones, sino que han vendido desde acciones a £50 libras cada una hasta tartas, han lavado coches, han organizado ventas de garaje e incluso han subastado paseos en pony y conciertos de la banda local. Así, invitan a todos los habitantes del pueblo a compartir la propiedad del nuevo White Horse si consiguen su objetivo.

Back The White Horse

Por ahora, la asociación ha recaudado £360.000 libras, pero el plazo máximo expira hoy mismo a media noche. Además, aunque consigan alcanzar la cifra, el futuro del pub seguirá siendo incierto. Su dueño puede vendérselo a otra persona, y es que según ha explicado a los vecinos, ya tiene otro comprador interesado. Y por si fuera poco, Mr. Callaghan y el resto de la asociación sospechan que este comprador quiere convertir el pub en viviendas.

“Hay pueblos repartidos por todo West Oxfordshire, y si no estás seguro de a dónde ir, tiendes a buscar un lugar que tenga tres cosas: un pub, una escuela y una tienda ", declaró Mr. Callaghan para el New York Times. Por eso, los vecinos no solo quieren salvar el pub, sino reconvertirlo en “un espacio floreciente, amigable y acogedor para el beneficio de los residentes y locales”, según explican desde la asociación.

Back The White Horse

Así, el nuevo White Horse ofrecería bebida elaborada localmente, como cerveza o vino, todo tipo de comida, y entretenimientos como juegos, películas y música en directo. Y si el negocio prospera, incluso ofrecerían catas de vino, whiskey, queso..., clases de cocina o incluso se reconvertiría algunas noches en discoteca.