Así se ve Titán, una luna de Saturno... que se parece mucho a la Tierra 

Es la única luna del Sistema Solar con una atmósfera densa, y también el único cuerpo planetario además de la Tierra que actualmente tiene ríos, lagos y mares.  

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: ESA/NASA

El telescopio James Webb, que sustituyó al Hubble el pasado 2021, no deja de ofrecernos nuevas imágenes de nuestra galaxia que nos están dejando con la boca abierta. La última ha sido de una luna de Saturno fotografiada el 4 de noviembre de 2022 a una resolución nunca antes vista y que revela un cuerpo planetario que tiene muchos parecidos con el planeta Tierra. 

Tal ha sido el descubrimiento que desde la web de la NASA lo han catalogado como “un gran deleite para la vista”, que ha sido posible gracias al investigador principal Conor Nixon junto con otros especialistas que forman el equipo del programa 1251, que utilizan el James Webb para investigar la atmósfera y el clima de Titán. 

Desde la NASA, y tras los primeros descubrimientos sin pasar por la revisión por pares, se ha dicho que “Titán es la única luna del sistema solar con una atmósfera densa, y también es el único cuerpo planetario además de la Tierra que actualmente tiene ríos, lagos y mares”. 

¿Es Titán un lugar con vida? 

Las similitudes son claras y la geografía de este planeta lo confirma. Pero si bien es cierto que en la Tierra los compuestos químicos son capaces de favorecer la vida... en Titán no, estando su superficie compuesta de hidrocarburos, incluidos el metano y el etano y no de agua. Es por eso, como confirman desde la NASA que “su atmósfera está llena de una espesa neblina que oscurece la luz visible que se refleja en la superficie”. 

A la izquierda, vista infrarroja. A la derecha, imagen capturada por el James Webb
A la izquierda, vista infrarroja. A la derecha, imagen capturada por el James Webb | NASA, ESA, CSA, A. Pagan (STScI). Science: Webb Titan GTO Team.

Lo que no se sabe a ciencia cierta es si en esas condiciones se puede albergar vida, al menos como la conocemos en la Tierra. Aunque no se descartan que en ella puedan vivir otros organismos capaces de sobrevivir en condiciones extremas plagadas de metano y de etano. 

La atmósfera de Titán, sin embargo, es increíblemente interesante, no solo por sus nubes de metano y sus tormentas similares a la tierra, sino porque nos puede decir sobre el pasado y el futuro de la galaxia en la que vivimos. Entre ellas la existencia de una atmósfera que podría funcionar de la misma forma en la que funciona la que tenemos en la Tierra. 

En Titán hay nubes 

Uno de los primeros descubrimientos que sorprendieron a los científicos de todo el mundo es la existencia en este cuerpo planetario de una gran nube en su hemisferio norte. Poco después encontraron una segunda nube, una hazaña que los científicos consideran “emocionante porque valida las predicciones de larga duración de los modelos informáticos sobre el clima de Titán”. 

La investigación, a través de las imágenes proporcionadas por el James Webb, era averiguar si estas nubes se mantenían inmóviles o si cambiaban su forma. Una observación que podría permitir saber si esas nubes funcionan igual que en la Tierra. Para su sorpresa, las nubes se mantenían en el mismo lugar, pero cambiaron su forma. 

Imagen de estudio donde se ha demostrado que Titán, la luna de Saturno, tiene nubes y que estas se mueven
Imagen de estudio donde se ha demostrado que Titán, la luna de Saturno, tiene nubes y que estas se mueven | NASA, ESA, CSA, W. M. Keck Observatory, A. Pagan (STScI). Science: Webb Titan GTO Team.

Uno de los expertos, Juan Lora de la Universidad de Yale, afirmó que estas nubes pronostican una buena cantidad de actividad en el cuerpo planetario que confirman los patrones climáticos estacionales de este cuerpo planetario. O lo que es lo mismo: es posible que en Titán tengan diferentes estaciones a lo largo del año, al igual que sucede con nuestro planeta. 

Ahora solo queda esperar. Y es que se esperan más datos de Titán, así como datos más consistentes sobre esta planeta, en mayo o junio de 2023. Un momento en el que se espera que se revele una parte aún mayor del espectro de Titán, incluidas algunas longitudes de onda nunca antes vistas.  

Unas informaciones valiosas sobre los gases complejos de esta luna que darán pistas cruciales para descifrarán por qué Titán es la única luna del Sistema Solar con una atmósfera densa.