Valladolid expone lo mejor de la pintura portuguesa hasta el 2 de octubre

"Primitivos. El siglo dorado de la pintura portuguesa. 1450-1550" es el título de la exposición que acoge el Museo Nacional Colegio de San Gregorio de Valladolid hasta el próximo 2 de octubre.

El Colegio de San Gregorio fue creado como un centro de enseñanza de Teología para monjes dominicos y cumplió un relevante papel político y doctrinal en la España del siglo XVI. Declarado monumento histórico en el siglo XIX, ha sido la sede del Museo desde 1933, año en que un decreto de la Segunda República trasladó aquí la colección del Museo de Bellas Artes, a la vez que le concedía el rango de Museo Nacional de Escultura.Tras diez años de cierre y una intensa reforma hace dos años volvió a abrir las puertas al público como sede del Museo de Bellas Artes de Valladolid, especializado en la escultura. Además de la exposición permanente cuenta con otras temporales. Actualmente entre sus muros nos encontramos con "Primitivos. El siglo dorado de la pintura portuguesa. 1450-1550", que pretende de dar a conocer en nuestro país la pintura portuguesa sobre tabla de los siglos XV y XVI a través de 48 tablas procedentes de diversas colecciones del país vecino, entre las que se encuentran algunos de los retablos más bellos de la época, junto con obras mucho menos conocidas restauradas. Algunos de los autores que se pueden apreciar en esta muestra son Nuno Gonçalves de mediados siglo XV, o pintores de la primera mitad del siglo XVI, como Francisco Henriques, Jorge Alfonso, Gregório Lopes o Cristovão de Figueiredo, entre otros.