Valdepeñas, corazón del vino manchego

Valdepeñas es sus enotecas, las fachadas de su plaza de España, su Museo Gregorio Prieto y el Municipal, pero también es su gran interés turístico nacional: su Fiesta del Vino.

CAROLINA OUBERNELL
 | 
Foto: ISTOCK

Valdepeñas es uno de los grandes símbolos españoles del vino. Antes era conocida por sus vinos manchegos a granel, pero de unos años a esta parte los enólogos y viticultores se han empeñado en elaborar vinos de gran calidad que hoy ganan certámenes internacionales y están presentes en las mejores tiendas y mesas del mundo. Valdepeñas se extiende al sur de Manzanares y a un salto de Sierra Morena, los pasos que anduvo Don Quijote de La Mancha, cuya estética simboliza muchas de las botellas que salen de aquí. El centro histórico de Valdepeñas es un lugar hermoso, animado y bien conservado. En sus calles han abierto enotecas especializadas en los vinos de la tierra y en su delicioso maridaje con los quesos y los aceites manchegos.

La historia de Valdepeñas siempre ha estado ligada al vino. Los campos que se extienden a su alrededor están sembrados con cepas viejas que aguantan los inviernos rigurosos, los veranos calurosos en extremo y el resto del año seco y templado.

Aunque tiene raíces ibéricas, Valdepeñas fue repoblada en el siglo XIII, coincidiendo con la introducción de la variedad de uva tinta traída desde Borgoña de la mano de monjes cistercienses.

La plaza de España es el centro neurálgico del pueblo. Es la típica plaza mayor y manchega donde destacan las fachadas con sus colores añil o azulete y cal, tres de sus lados porticados y el cuarto presidido por la iglesia de la Asunción. El templo es el gran monumento religioso de la ciudad, de factura renacentista. Preside la vida de la plaza, donde abundan los bares y las terrazas junto a cuidados jardines.

Uno de los museos más importantes de La Mancha se halla en Valdepeñas. Es el Museo Gregorio Prieto, que recoge parte de la obra del autor, junto a una sala dedicada a los dibujos del poeta Federico García Lorca y otra donde se exhibe una valiosa colección de dibujos y obra menor de artistas como Picasso, Matisse, Bacon, Zabaleta, Alberti, Gutiérrez Solana o Antonio López, entre otros. El otro gran centro cultural de la ciudad es el Museo Municipal, ubicado en el centro de la ciudad en una casa solariega del siglo XVI. Destacan las salas dedicadas a la sección de arqueología ibérica y la de los artistas locales.

En Valdepeñas todo huele, sabe y suena a vino. Por eso son también famosas sus Fiestas del Vino, de interés turístico nacional, que se celebran en el mes de septiembre y donde más de diez mil personas se concentran en los momentos más intensos siempre dispuestas a brindar. Hay en Valdepeñas hasta un Museo del Vino donde se muestra la historia, las características y los métodos de explotación vinícola, ubicado en la antigua bodega de Leocadio Morales.