Vacaciones seguras a través de internet

Con estos consejos hasta los más escépticos se animarán a realizar la reserva de sus próximas vacaciones a través de internet.

Aún son muchos los que tienen cierto respeto a realizar reservas por internet. Y no es para menos, ante el número de casos de phising y robo de datos que se dan cada año. Pero esto no tiene por qué desanimar a nadie a realizar sus reservas y/o comprar de una forma cómoda a través de internet.

Para evitar cualquier incidencia Nexmo, compañía líder en comunicaciones cloud, ha elaborado una lista con una serie de precauciones que todos debemos tomar para que nuestra experiencia sea de lo más satisfactoria:

Filtros de doble autenticación: los servicios de venta legítimos suelen utilizar en sus transacciones una doble autenticación que conjugan contraseñas y códigos recibidos en el móvil a través de mensajes de texto o voz que sólo el usuario conoce. Por otra parte, a partir del 1 de agosto laAsociación Bancaria Europea (ABE) exigirá una fuerte autenticación de cliente a la hora de que las empresas reciban pagos en transacciones online.

Conexiones seguras: a la hora de realizar compras las redes de wifi públicas no son una buena idea ya que puede haber alguien conectado a la misma res que rastree nuestras actividades. Además, hay que asegurarse que nuestra conexión al sitio donde realizamos la compra sea privada a través del icono del candado en la barra de direcciones al inicio de las siglas "http". Esto significa que la conexión está cifrada mediante tecnología SSL, un protocolo criptográfico que proporciona comunicaciones seguras a través de la red.

Ofertas desconocidas por email: hay que desconfiar de este tipo de ofertas ya que a veces son un gancho para que los usuarios introduzcan sus números de cuenta en sitios fraudulentos. Lo mejor es no abrir nunca un correo electrónico de remitente desconocido o que no hayamos solicitado.

Investigar el sitio web: si no se conoce la página web donde se quiere adquirir un determinado servicio es importante lo mejor es ver las opiniones de otros usuarios y hacer una búsqueda en internet sobre el sitio.

Revisa los movimientos de tu tarjeta: una revisión periódica de los movimientos bancarios es la mejor forma de saber que no se nos ha cargado el coste de un servicio no dado. En caso de detectar algún movimiento extraño, lo mejor es contactar con el banco para tomar las medidas oportunas.