Tutankamón celebra su 90 cumpleaños literario

Hace 90 años, Howard Carter descubrió la entrada a la tumba del faraón Tutankamón. Este hallazgo y el misterio que envolvió a la muerte de Lord Carnarvon, mecenas de Carter, revitalizaron la fascinación hacia el Antiguo Egipto en Occidente.

Pablo Fernández

El 4 de noviembre de 1922, el equipo dirigido por el arqueólogo británico Howard Carter localizaba la entrada a la tumba de Tutankamón en el Valle de los Reyes. Este hallazgo esencial para la egiptología moderna desató la pasión por el Antiguo Egipto en Europa. Paradójicamente, esta tumba es la más pequeña de todas las que se encuentran en el Valle de los Reyes. Pero, y he aquí su importancia, fue la única que se encontró intacta. Las riquezas halladas en la cámara del tesoro de este intrascendente faraón de la dinastía XVIII (siglo XIX a.C.) alimentaron la imaginación de un público ávido de aventuras. Si estas maravillas pertenecieron a un mandatario sin trascendencia, ¡qué lujo acompañaría al divino Ramsés II en su viaje al otro mundo! Por si esto no fuera suficiente, la extraña muerte de Lord Carnarvon, mecenas de las excavaciones, poco después del descubrimiento propició que la prensa inglesa fabulara sobre la maldición del faraón, que aseguraba un fatídico destino a todo aquel relacionado con la tumba. Uno de los voceros de esta teoría fue Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes.

Noventa años después de la hazaña de Carter, la Egiptomanía sigue captando fieles. Un buen ejemplo es el ingente número de obras que se publican anualmente acerca del país del Nilo. El libro esencial para adentrarse en la historia de Tutankamón y Carter es el relato del descubrimiento que dejó escrito el arqueólogo (El descubrimiento de la tumba de Tut-Ankh-Amon), del que existen varias ediciones en español.

El relato más fidedigno de lo acontecido aquel sábado de 1922 se encuentra en Tutankamón, la historia jamás contada, de Thomas Hoving, donde se esboza la complejidad de Carter, un personaje cuya vida tiene tantas incógnitas como las de los faraones que él idolatraba.

Un documentado estudio sobre la fascinación que el Antiguo Egipto ha causado en Occidente puede encontrarse en Egiptomanía, de los historiadores Francisco Javier Gómez Espelosín y Antonio Pérez Largacha. Aquellos más interesados en el aspecto novelesco de este aniversario encontrarán abundante material. Christian Jacq, autor de best sellers ambientados en este periodo, incluso tiene una novela titulada Tutankamón. Otro especialista en lecturas veraniegas, Philipp Vandenberg, novela en El rey de Luxor el descubrimiento de Carter. Terenci Moix, uno de los autores españoles más afectado por la Egiptomanía, aprovechó la figura de Tutankamón en El arpista ciego, una sensual novela que se adentra de puntillas en las intrigas palaciegas del faraón. Como Moix reconoció en una entrevista a Jacinto Antón, él logró algo que ningún otro escritor había conseguido: "Usar a Tutankamón como icono erótico".

Lecturas para el avión: En la corte del faraón hereje
Antonio Cabanas, piloto aéreo de profesión, escritor vocacional y egiptólogo devoto, regresa en El secreto del Nilo a su periodo histórico predilecto: el Antiguo Egipto. A través de la historia del enigmático Neferhor, la novela describe la época de Akhenatón, el faraón hereje, y su mujer, la popular Nefertiti. El protagonista es un joven de origen humilde que logra ascender, a pesar de las intrigas y envidias, a los niveles más altos de poder. La cuidada edición cuenta con mapas de Egipto del siglo XIV a.C., así como anexos que ponen en contexto las creencias egipcias.
Título: El Secreto del Nilo
Autor: Antonio Cabanas
Edita: Ediciones B
Precio: 23,50 €