Turismo vegano: bienvenidos a una nueva era

La nueva tendencia son viajes que apuntan a experiencias libres de cualquier perjuicio animal

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: vaaseenaa / ISTOCK

Que la sostenibilidad ha llegado para quedarse es algo que está fuera de duda. Que el cuidado del planeta es una de las máximas prioridades para el viajero actual es algo que ya todos sabemos. Pero que esta tendencia ecológica vaya a dar un paso más puede sorprender a muchos.

Estamos ya concienciados con fomentar un tipo de turismo que origine el menor impacto medioambiental posible. Tenemos entre nuestros grandes retos el reducir la emisión de residuos, el promover el reciclaje, el proteger los espacios naturales y el favorecer a las comunidades locales. Queremos que la minimizar la huella que deja el hombre y regenerar la naturaleza. Hasta aquí todo correcto.

Pero según recientes estudios, hay que ir mucho más allá. Hay que practicar el turismo vegano. Un turismo que no sólo consiste en que los alimentos que ingerimos sean vegan-friendly, sino en que propongan experiencias libres de cualquier perjuicio animal.

Nada de intervención animal

¿En qué se basa este concepto? Pues básicamente en que el viaje contribuya a garantizar la existencia de un planeta en el que los animales estén ajenos a toda intervención. Es decir, que la decoración de los establecimientos hoteleros prescinda de los muebles fabricados con cuero. Que no haya mantas de lana, ni sábanas de seda, ni edredones de plumas. Que los productos de aseo personal y cosmética no hayan sido testado en animales. Que los alimentos (nada de procedencia animal) sean de proximidad. Y, por supuesto, que tengan la opción pet-friendly para ir con la propia mascota.

Restaurante vegano | coldsnowstorm / ISTOCK

Todo esto es el turismo vegano, que se adhiere, entre otros, a los siguientes datos: se calcula que el número de personas que siguen este movimiento ha crecido en el mundo un 160% en los últimos diez años. Algo que, según la Vegan Society, sólo trae efectos positivos. En virtud de esta asociación, si el mundo entero dejara de consumir carne, en 2050 se reducirían los gases de efecto invernadero en dos tercios.

¿Eres vegetariano o vegano? Estos son tus destinos

Vuelos conscientes

Al hilo de esta tendencia, las empresas dedicadas al turismo se ven cada vez más obligadas a una readaptación. Así sucedió con las aerolíneas, conscientes de que el cambio en los hábitos de alimentación estaba impulsando que la oferta de comida vegetal se extienda como una mancha de aceite.

Comida de avión vegana | krblokhin / ISTOCK

Esta circunstancia llevó a las principales compañías a incluir en sus menús una oferta veggie. Así fue como, por ejemplo, Scandinavian Airlines comenzó a trabajar con chefs especializados en platos a base de plantas y acabó incluyendo entre sus platos opciones vegetarianas y veganas de bocadillos estándar. También redujo en sus menús las porciones de carne y al mismo tiempo aumentó los ingredientes de origen vegetal.

Hoteles responsables

En cuanto a los hoteles, también son muchos los que están fomentando estas prácticas. A medida que un número cada vez mayor de personas elige no comer carne, la demanda de hoteles veganos se acelera. Ya se anticipó a ello Saorsa 1875, que fue el primer hotel vegano del Reino Unido, exponente de esta filosofía: “Creemos que las mejores experiencias de la vida no tienen por qué producirse a expensas de los animales o del medio ambiente”.

En España, el honor lo tiene Villa Vegana, el primer alojamiento vegano del país. Un pequeño hotel de Mallorca mimetizado con la naturaleza donde vivir una experiencia cien por cien libre de maltrato animal.