Trucos para encontrar vuelos a precio de risa

No es cuestión de creer en milagros viajeros, pero con estas prácticas sencillas y desconocidas se puede viajar infinitamente más barato.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: artisteer / ISTOCK

Suena a leyenda urbana, al típico farol alimentado por el boca a boca. Anécdotas que hablan de vuelos a países remotos al coste de un simple billete de autobús de Madrid a Segovia. Auténticos chollos vacacionales que desarman hasta el más desprendido. Viajes a todo punto inverosímiles como el de plantarse en Alemania por lo que cuesta una caña o volar a Tailandia por apenas siete euros ida y vuelta.

El escepticismo, decíamos, es la primera sensación ante semejantes relatos de terceros (la segunda es la envidia). Pero por mucho que se ponga en duda su veracidad, por mucho que cueste asimilarlo, esta suerte de milagros viajeros son más comunes de lo que parecen.

Vanesa Gómez del Río lleva años tratando de desentrañar los misterios de estos vuelos a precio de risa. Para ello fundó Exprime Viajes, una web especializada, líder en el sector, que alerta a los internautas de estas gangas increíbles, al tiempo que da consejos para viajar de manera económica. Sus trucos funcionan. A la vista están las más de 100.000 personas suscritas a su newsletter y el hecho de que ella misma haya volado a un coste imbatible. Por ejemplo, una vez logró un vuelo a Argentina ¡en clase Business! por 97 euros por trayecto.

¿Qué nos aconseja como experta? Simplemente estas tres prácticas sencillas y desconocidas:

1.-Aprovechar las Tarifas Error

Se trata de vuelos (también estancias en hoteles) que aparecen de pronto en la red a un coste increíblemente más bajo del que sería su valor real. La razón: un fallo del sistema o un equívoco humano. Puede ser un problema técnico en el sitio web de la aerolínea o en la agencia online que reserva los vuelos. O puede tratarse de una pifia cometida por una persona (no incluir el recargo por combustible, poner un cero menos en la tarifa, meter la pata en la conversión de divisas…). Por una cuestión de estadística, es inevitable que estas tarifas error aparezcan de tanto en tanto. Y si se cazan al vuelo (y nunca mejor dicho) pueden ser una oportunidad de oro. La cuestión es detectarlas a tiempo y ser raudo y veloz para adquirirlas. Porque una vez que se han pagado no hay espacio a la ilegalidad: nadie puede impedir que te subas a un avión, así el vuelo te haya costado lo mismo que una piruleta.

2.-Aprovechar los Stopover de las aerolíneas para conocer 2 países por 1

Los Stopover son escalas largas, de más de cinco horas, que nos permiten conocer una ciudad adicional en el tiempo de espera. Generalmente, estos Stopover se producen en las ciudades de origen de las aerolíneas. Así, con Emirates se puede conocer Dubai; con Ethiad Airways, Abu Dhabi; con American Airlines, Nueva York; con Air China, Pekín; con Sigapore Airlines, Singapur... Además, algunas de estas compañías ofrecen alojamiento gratis en hoteles del lugar de la escala, así como tours sin coste por la ciudad en cuestión.

3.-Utilizar como método de pago habitual tarjetas que permiten acumular puntos en las aerolíneas

Algunas tarjetas como American Express permiten, al pagar las compras diarias, acumular puntos que son canjeables por vuelos (también por alojamientos, alquileres de coche...). También están los famosos Avios de Iberia, por ejemplo, que se adquieren por cada milla volada con las aerolíneas pertenecientes a One World. Lo mismo con las alianzas Flyng Blue y Star Alliance, entre otras.