El Triángulo de las Bermudas sí existe

Tras años de desapariciones misteriosas, y en contra de la opinión de los más escépticos, el Triángulo de las Bermudas existe.

Viajar
 | 
Foto: Lightguard / GETTY

En el océano Atlántico, entre las islas Bermudas, Puerto Rico y la ciudad estadounidense de Miami, el Triángulo de las Bermudas es un área geográfica de más de un millón de kilómetros cuadrados famosos en el mundo entero por la inexplicable desaparición de barcos y aviones. Hasta ahora, y desde mediados del siglo XIX, se cree que han desaparecido unos 50 aviones y 20 barcos en esta área del océano Atlántico.  La leyenda del Triángulo de las Bermudas nació hacia mediados del siglo XX con Edward Van Winkle Jones, periodista de Associated Press que denominó a esta área Triángulo del Diablo. Aunque es cierto que sus informaciones no eran muy rigurosas y un tanto sensacionalistas, lo cierto es que hay desapariciones que no se han llegado a explicar ni comprender.

Pero estas incógnitas acaban de ser resueltas. Ha sido el oceanógrafo Simon Boxall, de la Universidad de Southampton, en el documental The Bermuda Triangle Enigma, emitido por la cadena británica Channel 5, quien ha desvelado que la desaparición de estas naos no se debe a otra cosa que a olas gigantes que pueden llegar a superar los 30 metros de altura.

S_Bachstroem / ISTOCK

Estas olas serían "olas rebeldes" que se forman y desaparecen rápidamente -tan sólo duran unos minutos- como efecto de las tormentas y del choque de varias olas menores en el mismo punto. Estas olas, unidas a las fuertes corrientes y a la profundidad de las aguas, sería la explicación del hundimiento y ausencia de restos de los barcos.

En cuanto a los accidentes aéreos, el llamado Triángulo de las Bermudas es un lugar en el que se forman extrañas formaciones de nubes hexagonales, que son auténticas “bombas de aire”. Este hallazgo fue revelado por un equipo de meteorólogos de la Universidad de Colorado, en California (EE.UU.) que examinó el cielo a través de satélites climáticos de la NASA. Estas nubes miden entre 32 y 88 kilómetros de ancho y son capaces de desencadenar vientos de más de 270 kilómetros por hora, corrientes tan fuertes que son capaces de precipitar los aviones al mar.

Todos estos estudios revelan que sí, el Triángulo de las Bermudas existe, pero de paranormal tiene poco, es la Naturaleza en estado puro.