Este es el Tren del Fin del Mundo, ¿te subes?

Seguimos los raíles del tren en funcionamiento más austral del planeta

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: FilippoBacci / ISTOCK

Viajamos hasta las regiones australes para sentir el traqueteo de un tren histórico que sigue el espectacular trazado de sus vías a través de la bella Tierra del Fuego. Llegamos hasta el llamado popularmente «Fin del Mundo», cerca de la célebre ciudad de Usuhaia, donde exploraremos los confines del planeta mientras admiramos paisajes extraordinarios.

Procy_ab / ISTOCK

El Ferrocarril Austral Fueguino

Con este atractivo nombre se presenta la línea férrea en funcionamiento más austral de la Tierra, situada en el extremo sur del continente americano, en el territorio de Argentina. Dada su ubicación en estas latitudes se ha venido llamando el «Tren del Fin del Mundo», aprovechando la gran influencia turística de la famosa ciudad de Usuhaia, que ostenta también ese título en su categoría de población.

franckreporter / ISTOCK

Inmersa en pleno Parque Nacional Tierra del Fuego, sus orígenes se remontan a la primera década del siglo XX, cuando se inaugura una línea de transporte que da respuesta a las necesidades de una colonia penal instalada en la ciudad de Usuhaia desde el último tercio del siglo XIX. Sus crecientes requerimientos de materiales como la leña provocaron el diseño de este recorrido que se adentra en los bosques fueguinos, con el fin de acercar esos recursos hasta la prisión de una manera rápida y eficaz.

nickalbi / ISTOCK

Conocido en aquella época como el «Tren de los presos», la línea fue alargándose a medida que se agotaban los árboles, penetrando aún más en la masa boscosa. A mediados del siglo XX deja de estar en funcionamiento el penal, abandonándose sus instalaciones progresivamente y dejando de tener sentido la línea férrea, que también cae en el olvido. Hubo que esperar hasta 1994 para que se volviera a poner en valor con fines turísticos, incorporando diversos cambios tanto en el trazado como en la locomotora y los vagones. El actual recorrido presenta ocho kilómetros de los veinticinco con los que contaba cuando dejó de funcionar, conectando tres estaciones. A una velocidad máxima de cincuenta kilómetros hora, durante el trayecto en el tren de época se disfruta de las historias del antiguo presidio y de la línea que unía dicho centro en la ciudad de Usuhaia con el Monte Susana, a través de bellísimos paisajes en plena Tierra del Fuego.

UlyssePixel / ISTOCK

El Parque Nacional Tierra del Fuego

El tren parte de la conocida como «Estación del Fin del Mundo», situada a ocho kilómetros al oeste de la ciudad de Usuhaia. A partir de aquí, y tras atravesar lugares como el Valle del Pico o la Garganta del Toro, el recorrido se adentra en el Parque Nacional Tierra del Fuego. Este parque, situado en la Isla Grande de Tierra del Fuego, es uno de los espacios naturales más reconocidos de Argentina. Compartiendo territorio con el cercano país de Chile, cuya frontera se encuentra a poca distancia, las 63000 hectáreas que protege son un verdadero regalo paisajístico que nos brinda esta parte de la Tierra emplazada entre el extremo de la Cordillera de los Andes y el Canal Beagle, el paso entre los océanos Atlántico y Pacífico, más allá del estrecho de Magallanes.

Cavan Images / ISTOCK

El área protegida más austral del mundo es un cúmulo de diversidad visual al integrar paisajes costeros y montañosos, en cuyos espacios se extienden grandes masas de bosque subatlántico. La combinación del recorrido del Tren del Fin del Mundo, junto con la posibilidad de recorrer estos parajes australes en el punto más meridional de América, es una oportunidad única de empaparse de la historia de la zona de Usuhaia mientras exploramos lugares de una belleza incuestionable.