Tras la huella del oso asturiano

El rodaje de la película "¿Para qué sirve un oso?" es toda una propuesta viajera por los valles oseros del Principado de Asturias, territorio abrupto, forestal y húmedo que acoge el Parque Natural de Somiedo, Reserva de la Biosfera, la más alta concesión medioambiental que otorga la Unesco.

Roberto Solo
Con la berrea en septiembre de los ciervos barítonos como sinfonía, entre bosques de hayas, robles, arces y tilos que cubren macizos de montañas, cuyas cascadas de agua llenan lagos, transcurrió el rodaje de la película ¿Para qué sirve un oso? (2010). Idílico territorio como éste existe en la comarca asturiana de Camin Real de la Mesa. Es el Parque Natural de Somiedo, una reserva de la Biosfera bajo cuyas cúspides de 2.200 metros los torrentes de origen glaciar han cincelado un paisaje de valles altos, depósitos de grandes cantidades de agua. El Lago del Valle, el mayor de la Cordillera Cantábrica, es uno de estos enclaves que escogió el director Tom Fernández para dejar al espectador con la boca abierta. Las cámaras han retratado en su máximo esplendor los dos kilómetros de perímetro que posee este vano natural encerrado entre paredes casi verticales, escenario en el que un extravagante zoólogo (Gonzalo de Castro) espera devotamente el regreso de los osos pardos, emblema de esta película de marcado contenido ecologista. Pero la realidad de este ecosistema informa que esa ilusión del naturalista de ficción es un hecho en la Cordillera Cantábrica desde hace años porque es hogar protegido de algunos mamíferos plantígrados que conviven con el águila real, el lobo, el urogallo y otras doscientas especies más de fauna.Para alcanzar su cota de 1.600 metros existen varias rutas que aseguran cuatro horas de entretenidas marchas por hayedos y típicos teitos, cabañas de piedra y techo de piorno que sirven de refugio a los vaqueiros. Dentro de los límites de la reserva natural de Somiedo se encuentra el concejo osero de Teverga, en cuyo relieve también se instaló el equipo de rodaje del filme tratando de explicar para qué sirve un oso. Dispone de una ruta cicloturista, dedicada al gigante de los bosques, que se ha convertido en uno de los mayores encantos del Principado de Asturias. Comarca de abundantes cavernas, el Parque de la Prehistoria ha conseguido reunir lo más significativo del arte rupestre de Europa, en un interesante recorrido temático por cuevas. En la sexta y última semana de rodaje, el equipo se trasladó a 3.000 kilómetros de distancia para filmar las imágenes con las que arranca la comedia. Son los glaciares de Islandia los que, con espectaculares planos cenitales tirados desde helicóptero, ilustran la desilusión de un prestigioso científico (interpretado por Javier Cámara) que decide regresar a España tras comprobar el deterioro del medio ambiente del planeta que se evidencia en suelo ártico.