Cuenta atrás para el Tour de Francia: estos son los nuevos pueblos de su recorrido

Móntate tu propia vuelta ciclista visitando estas ciudades, que son novedad en el itinerario de este año de la ronda gala

María Escribano
 | 
Foto: Razvan / ISTOCK

En esta edición especial del Tour, que partirá de Niza el 29 de agosto rumbo a París sin abandonar en ningún momento el territorio francés, se han incorporado 12 nuevas paradas. ¿Te apuntas a conocer algunas de ellas?

Este año solo discurre por Francia. | Tour de France
  • MONTE AIGOUAL

La llegada de la sexta etapa tiene al pico del Aigoual como protagonista. Es el punto más alto del Gard y está a 1.567 metros sobre el nivel del mar. Pero además de ser un paraíso para ciclistas y montañeros, el monte es también refugio para amantes de la meteorología. En Aigoual se encuentra la última estación meteorológica de montaña de Francia que sigue funcionando. Se inauguró en 1894 e incluye un museo dedicado a la meteorología que atrae a miles de turistas al año. 

El observatorio meteorológico parece un castillo. | macumazahn / ISTOCK
  • CAZÈRES-SUR-GARONNE

Cazères es lo que podríamos llamar un pueblo con encanto. En este Tour es de donde parte la octava etapa. Situado en el suroeste de Francia, en el departamento del Alto Garona, Cazères tiene en el famoso río francés parte de su atractivo. En torno a él se organizan los itinerarios turísticos, que incluyen visitas a los muelles del Garona, practicar actividades acuáticas en barco o canoa... También se merece una visita la iglesia de Notre-Dame-de-l'Assomption, una joya del siglo XIV.

Cazères se incorpora al Tour de Francia. | JackF / ISTOCK
  • ISLA DE RÉ

Esta bonita isla situada en el océano Atlántico será el destino final de la décima etapa del tour. La ronda gala pasará también por uno de sus pueblos, Sainte-Marie-de-Ré, uno de los más antiguos de la isla. Su construcción se remonta a la época medieval y uno de los mayores placeres es recorrerlo en bicicleta. Situado entre el mar y las viñas, en él viven artesanos, hay mercadillos diarios, centros de talasoterapia...

Es una isla ideal para recorrer en bicicleta.  | Matthieu_Photoglovsky / ISTOCK
  • CHAUVIGNY

Ciudad de salida de la etapa 12, Chauvigny es una ciudad medieval que domina el valle del Vienne. Su patrimonio arquitectónico es espectacular: desde su colegiata románica del siglo XII hasta sus cinco castillos: el Baronnial, el d'Harcourt, el torreón de Gouzon, la torre de Flins y el castillo de Montléon. Además, Chauvigny es la cuna de la porcelana de Poitou-Charentes, reconocida en el mundo entero por su calidad. Una visita a su Museo de las Tradiciones Populares y Arqueología puede ser un buen punto de partida para hacerse una idea global de esta localidad. 

Verde y medieval, así es Chauvigny.  | lucentius / ISTOCK
  • PUY MARY

Hasta medio millón de visitantes solía tener al año esta cumbre en los montes de Cantal, en el Macizo Central francés. El Puy Mary es el lugar donde finalizará la decimotercera etapa del Tour este año. Es un paraíso para los senderistas, está protegido y se encuentra situado en un volcán extinto de casi 80 kilómetros de diámetro. A su cumbre se puede acceder desde el Paso de Peyrol, por un sendero acondicionado de unos 40 minutos. Desde la cima, las vistas de la Avernia francesa y hasta del Mont Blanc en días despejados son espectaculares.

Además de senderismo, se puede practicar ciclismo, equitación, parapente y hasta pescar en los lagos del macizo. En invierno es tiempo de esquí.  

Situado en el Parque Natural Regional de los Volcanes de Auvernia.  | Ludovic Debono / ISTOCK
  • MANTES-LA-JOLIE

La última etapa del tour, la que finaliza en los Campos Elíseos, parte este año de esta bella localidad. Hace unos días te presentábamos su colegiata, conocida como la hermana pequeña de Notre Dame, sigue siendo un buen motivo para dejarse caer por Mantes. Construida en estilo gótico entre los siglos XII y XIII, tiene espectaculares vistas al Sena. También es importante su Puente Viejo, del siglo XII, monumento histórico francés y en el que se inspiró Corot para pintar su cuadro Le pont de Mantes.

Es un poco menos alta que Notre Dame de París. | Parsifall