Top of Shanghái, el observatorio más alto del mundo

El mirador chino, que cuenta con 546 metros de altura, ofrece unas vistas impresionantes del barrio financiero de Lujiazui, en el distrito de Pudong

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: ISTOCK

El observatorio acristalado de la Torre de Shanghái, Top of Shanghái,  ha abierto oficialmente sus puertas hace un mes a los visitantes. Está considerado como el mirador más alto del mundo ya que, con 546 metros de altura está muy por encima de los 452 metros del de la torre Burj Jalifa y también, de los 449 metros de la torre de Cantón, emblemático edificio de la televisión Perla de Oriente situado en el distrito de Haizhu, China.

Hasta el mirado se accede a través de tres ascensores de alta velocidad en menos de un minuto y, una vez arriba, en el piso 118, el edificio ofrece impresionantes vistas panorámicas de la ciudad. Observar los rascacielos vecinos del futurista distrito financiero de Pudong, perderse mirando al horizonte o hipnotizarse con el festival de luz y color que se da cita cada noche son solo algunos de los atractivos de este observatorio de más de 1.000 metros cuadrados. 

Pero, sin ninguna duda, lo que a simple vista llama la atención de este rascacielos, creado por el arquitecto estadounidense Marshall Strabala, por el chino Jun Xia y por la firma Gensler de San Francisco, es su retorcido diseño. Su peculiar forma, que emula las curvaturas de un tirabuzón, no solo es original y creativa sino que, también es funcional. Sus arcos reducen en un 24 por ciento el efecto del viento, algo imprescindible cuando hablamos de un edificio de 632 metros y 128 pisos. Además, su acristalada fachada dirige  el agua de la lluvia para reutilizarla en los sistemas de calefacción y aire acondicionado. 

Los visitantes deben saber que los tickets se agotan con bastante antelación por lo que lo más recomendable es comprarlos online. Una entrada conjunta para el observatorio y para montar en uno de sus veloces ascensores cuesta 180 yuanes, unos 24 euros.

Cabe destacar que la mejor hora para realizar la visita y también una de las mas solicitas es al atardecer, con la caída del sol.