Tips para viajar por Europa

Si tu opción para estas vacaciones es devorar el Viejo Continente, echa un ojo a estos consejos (y estas app) para lograr un viaje redondo.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: ISTOCK

Cómo moverse de una ciudad a otra, qué eventos culturales no debes perderte, de qué manera proteger el bolsillo, dónde encontrar esos rincones solitarios alejados de las muchedumbres… Conviene tener en cuenta estos factores a la hora de planificar una ruta por el continente europeo:

¿Dónde ir? Mar, montaña, asfalto…

Puede que lo que estés buscando sea amodorrarte en una hamaca frente a una playa mediterránea. O tal vez un atracón de fiordos perdidos en el lejano norte. O una ruta maratoniana por los museos más solemnes. Puesto que Europa es amplia y variada, mejor será acotar las preferencias. Lee, pregunta investiga, trata de descubrir qué es lo quieres hacer. Triptuner te ayuda a hacerlo de una manera divertida: como si de una mesa de mezclas se tratara, sólo hay que ajustar los controles según tus expectativas. La web te devolverá el destino recomendado.

De acá para allá… pero ¿cómo?

Descubrir de una tacada París y Londres para saltar luego a Roma. O abordar el trío de bellezas de Viena, Praga y Budapest. Todo es posible en este continente tan bien comunicado por aire, tierra (y mar, cuando a ello se presta). Nosotros recomendamos el tren, rápido, cómodo y eficaz, porque llega al centro de las ciudades. Existen numerosas direcciones que te lo ponen muy fácil. Sólo tienes que indicar los destinos que quieres visitar y enseguida tendrás a tu disposición las mejores opciones. Prueba con Eurail para ver los horarios disponibles de los trenes de toda Europa. No olvides comparar los tiempos de viaje, ver los precios de los trayectos completos y reservar el billete con antelación.

Dormir sin dejarse un riñón

Sí, el alojamiento en Europa no es precisamente un regalo. Por eso conviene contemplar algunas opciones alternativas a los grandes y lujosos hoteles. Tomar prestado un sofá podría ser una de ellas a través del famoso Couch Surfing. También los apartamentos turísticos a través de Airbnb, Wimdu… Pero existen, además, en todas las ciudades europeas, hostales coquetos, limpios y confortables que cumplen una digna función. Prueba a encontrar hospedaje económico en algunas de las siguientes páginas: www.hostelbookers.com, www.hostelworld.com, www.hihostels.com o www.agoda.com.

Administra su presupuesto

Que no siempre es fácil mientras se viaja. Para ello existe una aplicación que vela por tus finanzas personales. Se trata de Trail Wallet (solo descargable para Android y iOS): a través de un archivo en el que vas apuntando tus gastos en moneda local (él mismo te hace la conversión) ejerce un control exhaustivo de lo que has gastado y lo que aún tienes disponible.

¿Qué se cuece en cada ciudad?

De repente una exposición temporal con la que no contabas. O una feria gastronómica con degustación de vinos. O el concierto de tu banda favorita a dos pasos de tu propio hotel. Para saber los eventos, la agenda y, en definitiva, what´s going on en cada ciudad, no hay nada como el gran clásico: Time Out, ideal para exprimir las vacaciones urbanas en la mejor clave cultural. También para los monumentos, museos y enclaves turísticos, conviene buscar el día de gracia o los horarios rebajados. Si además eres estudiante, recuerda que con la tarjeta ISIC obtendrás interesantes descuentos.

Precauciones… y curiosidades

Porque nunca está de más andarse con ojo, apunte esta dirección: besafe-app.com. Se trata de una app que advierte de aquellos lugares que no son muy aconsejables, puntos calientes que existen en todas las ciudades y a los que es mejor evitar: zonas desprotegidas, barrios conflictivos, nidos de carteristas… Y ya para nota, echa un ojo a avoidhumans.com si lo que tienes es auténtica fobia a las aglomeraciones. Te sugerirá los lugares agraciados con poca humanidad, allí donde el turismo en masa es (o intenta ser) algo todavía lejano.