La tecnología al servicio del viajero

Una compañía alemana ha diseñado una maleta con una etiqueta electrónica, que permite facturar el equipaje en cualquier momento y lugar.

Viajar
 | 
Foto: Rinowa

Las maletas inteligentes son una realidad. Si hace unos años salían a la venta los primeros equipajes capaces de cargar el teléfono móvil, calcular el peso de los enseres, o bloquear su apertura con un simple movimiento de smartphone, a partir de ahora los viajeros podrán disfrutar de las primeras maletas con una etiqueta electrónica que permite facturar el equipaje desde casa, el hotel o incluso en el taxi de camino al aeropuerto.

La iniciativa viene de la mano de la firma alemana de maletas de lujo Rinowa que está dispuesta a revolucionar el concepto del equipaje inteligente. Algunas de sus colecciones más preciadas (Topas, Onix, Salsa Bossa Nova o Limbo) ya han incorporado este novedoso sistema solo apto para los bolsillos más exquisitos, ya que las maletas están disponibles desde 529 euros.

El mecanismo es bien sencillo. Con un solo clic la información del equipaje se transfiere mediante bluetooth desde el smartphone a la maleta dotada con una etiqueta electrónica que se corresponde con las etiquetas de papel de hoy, incluyendo la franja verde de la Unión Europea, requerida en aduanas.

Una vez en el aeropuerto, y después de haber recibido el correo que confirme la operación, el usuario puede dejar su maleta en las estaciones automatizadas de la compañía en cuestión de minutos, sin esperar colas y sin pérdida de tiempo.

Los responsables de la firma alemana aseguran que la etiqueta electrónica está diseñada a prueba de golpes y para sobrellevar cualquier inclemencia meteorológica (humedad, frio, calor…) que pueda surgir durante el viaje. Además, afirman que no es posible arrancarla de manera accidental (a diferencia del papel) y que su nivel de encriptación es tan seguro que solo responde al dispositivo móvil de su dueño.

Aunque por el momento, solamente la compañía aérea Luthansa admite este tipo de trámites, Rinowa aclara que está teniendo conversaciones con otras empresas del sector para poder introducir este método en la facturación de equipajes de cualquier vuelo.