Taxis voladores, así es el futuro del transporte

Se presenta un nuevo sistema de propulsión pensado para taxis voladores.

VIAJAR
 | 
Foto: Rolls-Royce

Oh, oh… ¿Llegas tarde otra vez? Lo mejor será coger un taxi que te lleve volando a la otra punta de la ciudad. Sí, volando, literalmente. Aunque parezca sacado del universo de Blade Runner, los clásicos relatos de ciencia ficción le pisan los talones al futuro más inmediato. Esto es, precisamente, lo que ha sucedido tras el anuncio de una importante compañía automovilística, la cual, ha desvelado que está trabajando en el desarrollo de taxis voladores que podrían estar en funcionamiento en el año 2020.

De este modo, Rolls-Royce se suma al desarrollo del primer automóvil volador para uso privado. La firma británica ha presentado los planes de EVTOL, un vehículo eléctrico con capacidad de aterrizaje y despegue vertical, gracias a unas alas que se podrán flexionar en un ángulo de 90º. Desde la compañía automovilística aseguran que el prototipo podrá alcanzar hasta 400 km/h, disponiendo de una autonomía de unos 800 km. En el interior de EVTOL, hasta cinco pasajeros podrán compartir viaje simultáneamente. 

¡Conductor, siga a ese taxi volador!

El proyecto de vehículo aéreo presentado por la firma automovilística se basa en un diseño híbrido. El concepto de EVTOL se compondría de seis motores de elevación eléctrica que estarían alimentados por una turbina de combustible gas, la cual, serviría de fuente de alimentación autónoma. Su diseño estará orientado ser un vehículo de perfil silencioso, generando la mínima contaminación acústica posible. Asimismo, desde Rolls-Royce aseguran que ayudará a la disminución de emisión de gases nocivos y que aliviará la congestión del tráfico en carretera. Además, sus características le permitirán utilizar los aeropuertos y helipuertos ya existentes, sin necesidad de que se construyan nuevas infraestructuras para su circulación.

Rolls-Royce

El modelo de este taxi volador fue presentado durante la feria de aviación londinense Farnborough International Airshow 2018. Así, Rolls-Royce desveló al público este modelo que, por el momento, es conceptual. “Estamos preparados para ocupar un puesto a la cabeza del mundo emergente de la movilidad aérea personal, buscando un trabajo en equipo en colaboración con otros grupos de asociados”, afirmaba Rob Watson, jefe del equipo de electrónica de la compañía. “La electrónica es una emocionante e indispensable tendencia en los mercados de tecnología industrial y, según nos acerquemos gradualmente a ella, terminará convirtiéndose en toda una revolución.”

De este modo, Rolls-Royce se suma a la carrera de los coches voladores, a la par que otras empresas como Airbus, con su prototipo de vehículo volador autónomo Vahana, o Uber que junto a la NASA trabaja en Bell Helicopter, su propia versión de taxi volador.