Supervivencia básica: ¿Cómo sobrevivir al ataque de una serpiente venenosa?

Soluciones rápidas para evitar sustos que son más comunes de lo que piensas…

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: dekihendrik / ISTOCK

Según la Organización Mundial de la Salud, se calcula que los ataques por mordedura de serpiente ascienden a alrededor de 5,4 millones de personas al año. Entre estas, unas 2,7 millones terminan envenenándose.

Y es que las mordeduras de serpientes, y fuera bromas, causan aproximadamente entre Supervivencia, ataque serpiente Alrededor de 400.000 personas al año sufrirán algún tipo de amputación o discapacidad por alguno de estos ataques.

¿Qué puede provocarnos una mordedura de serpiente?

Entre las diferentes cosas que podemos sufrir tras un ataque de una serpiente venenosa, desde la OMS destacan: parálisis, con paro respiratorio; trastornos hemorrágicos potencialmente mortales, insuficiencia renal irreversible o daños que pueden terminar necesitando una amputación o provocando discapacidades permanentes.

Supervivencia, ataque serpiente
Mark Kostich / ISTOCK

Eso sí… la mayoría de las muertes y las consecuencias graves por mordeduras de serpiente pueden totalmente prevenibles: solo necesitamos una rápida disponibilidad de antídotos seguros y eficaces. Pero… ¿Cómo podemos prevenir el ataque de una serpiente?

Encontramos la respuesta gracias a En el peor de los casos (Libros Cúpula), un libro que ha arrasado en Estados Unidos y que es, más bien, un manual de superviviencia para situaciones límite escrito por Joshua Piven & David Borgenicht.

Una obra que recoge las opiniones de más de 70 expertos y que nos acercan a la solución definitiva de muchas situaciones críticas que podemos encontrarnos en nuestra vida, por muy surrealistas que parezcan.

Escenario 1: La serpiente nos ha mordido. ¿Qué hacer?

Ya nos ha mordido la serpiente, y ya no hay más remedio que encontrar una solución rápida al veneno. Aquí unos cuantos consejos que debemos seguir:

1. Lo primero que, sí o sí, debemos hacer es lavar la mordedura con agua y jabón con la mayor brevedad posible. De no hacerlo, podrá empeorar mucho más.

2. Lo segundo que debes hacer es inmovilizar la zona en la que te ha mordido la serpiente y mantenerla, en la medida de lo posible, por debajo del corazón: esto hará que el veneno fluya a una velocidad menor y así podrás ganar tiempo.

3. Busca un médico con la mayor urgencia posible: la mordedura de una serpiente debe ser siempre considerada como una de las mayores urgencias médicas. El tiempo que pase puede suponer la diferencia entre vivir o morir

4. Usa un vendaje. Este debe servirnos para hacer un torniquete. Debes hacerlo entre cinco y diez centímetros por encima de la mordedura para que el veneno fluya más lentamente. Debe caberte, al menos, un dedo entre la venda y la piel.

5. Succionador de venenos: si tienes un kit de supervivencia bastante completo, entonces debes disponer de uno de estos succionadores. ¡Jamás trates de intentar succionar el veneno con la boca, ya que puede ser más peligroso que la propia herida!

¿Qué no hacer?

1. No te pongas hielo sobre la mordedura: esto dificulta el proceso de extracción del veneno.

2. ¡Cuidado con el torniquete! Uno demasiado apretado puede ser igual de mortal que la propia mordedura.

3. No te hagas, pase lo que pase, una incisión en la herida o alrededores para tratar de sacar el veneno. Puedes provocarte una infección peor que el propio veneno.

Supervivencia, ataque serpiente
Mark Kostich / ISTOCK

Escenario 2: Una serpiente se te ha enroscado ¿Cómo escapar?

Si te encuentras con una serpiente pitón o una boa constrictor, lo más seguro es que estas se te enrosquen al cuerpo, intentando provocarte una muerte por constricción. Estos son los pasos que debes seguir:

1. Muévete lentamente: no hagas movimientos bruscos, pero tampoco te quedes quieto. Es importante mantener el equilibrio entre querer salir y no quedarse quieto.

2. La cabeza de la pitón: el punto más importante. Debes intentar inmovilizar su cabeza, así recortaras en parte sus movimientos.

3. Con la mano que tienes libre tras sujetar su cabeza, trata de desenroscarla desde la cola de la misma serpiente.

4. Si aún así no consigues desenroscarla, debes asestarle un golpe en el centro de la cabeza: esto la aturdirá y te dará tiempo para intentar volver a desenroscarla de tu cuerpo.

Escenario 3: ¿Cómo evitar un ataque?

Es mejor prevenir que curar. Y estos consejos vienen para evitar, en lo máximo posible, que una serpiente se sienta amenazada con tu presencia en su territorio. Hay determinadas cosas que debes tener en cuenta:

1. Sigue los caminos señalizados: estos siempre te llevarán por otras zonas ya exploradas por otros senderistas. Alejarte de estos puede provocar que llegues a zonas más salvajes y, por consiguiente, más peligrosas.

2. Las serpientes de sangre fría, por norma general, no se encuentran a la sombra: sino al sol. Hay que tener cuidado con las rocas expuestas al sol y los lugares soleados en los que nuestra visión no sea del todo buena.

3. Si te encuentras una… ¡No te acerques! Es mejor que te vayas lentamente sin molestarla, y dejando bastante espacio entre los dos, así evitarás problemas.

4. Si vas a hacer senderismo por una zona en la que hay peligro de encontrarse serpientes te recomendamos que te pongas botas altas y gruesas, así como pantalones largos.