Superhoteles del Índico

En los paraísos soñados. Son una melodía tropical, una insinuación exótica, una promesa de sensualidad. La imagen arquetípica del refugio perfecto se esconde en estas islas diseminadas a lo largo y ancho del Índico. Aquí, en el océano que encarna lo místico y remoto, en este inmenso mar que ocupa el 20% de la superficie del planeta, emergen estos vergeles dibujados con playas de arena fina, aguas turquesas y naturaleza virgen. 

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: CLAUDE AVEZARD,2008

Todo en ellos remite a los colores del trópico, al pareo y las gafas de sol, a pequeñas rebanadas del Edén. Colinas cubiertas de hibiscos, jardines de coral, cocoteros que se balancean propiciando una suave brisa... Y en cada una de estas joyas insulares siempre hay un hotel donde ver deslizarse el tiempo sin urgencias ni preocupaciones. Alojamientos íntimos, elegantes y sofisticados que se perfilan como un sueño. 

St Regis Mauritius Resort (Mauricio)

TOOTEN

Elegante y sofisticado, este hotel con forma de mansión colonial tiene una ubicación privilegiada a los pies de una playa idílica de la península de Le Morne, declarada Patrimonio de la Humanidad. Sus suites son el colmo del confort y ponen el contrapunto a las actividades que pueden realizarse en el entorno, como explorar las gargantas del río Negro o las cataratas de Chamarel

 

St Regis Mauritius Resort

 

St Regis Mauritius Resort

Maia Luxury Resort & Spa (Seychelles)

Karl Blackwell
All Rights Reserved

Emplazadas en la isla de Mahé, sus lujosas villas con vistas al mar y con piscina privada se dispersan por una península rocosa abrazada por dos bahías, dentro de un exuberante paisaje de hibiscos, limoncillos y canela. Es el marco perfecto para hallar un relax que alcanzará su cénit en el Spa de estilo balinés, con tratamientos reparadores al aire libre. Después, para recuperar fuerzas, espera una gastronomía deliciosa.

Maria Luxury Resort y Spa

Hotel Riu Palace, Zanzibar (Tanzania) 

Hotel Riu Palace
Hotel Riu Palace

Las aguas más cristalinas de este paraíso tanzano que parece sacado de Las mil y una noches acarician este hotel cuyas habitaciones, cómodas y espaciosas, están decoradas con materiales nobles y motivos étnicos, al más puro estilo africano. Un hotel que por sus estupendas instalaciones y su excepcional servicio resulta una base ideal para descubrir el exotismo de la conocida como Isla de las Especias.

Hotel Riu Palace

Anantara Medjumbe Island Resort, Islas Quirimbas (Mozambique) 

Antanara Medjumbe Island Resort
Antanara Medjumbe Island Resort

El Índico, con sus mil tonalidades turquesas, ocupa el horizonte de este hotel localizado en Medjumbe, dentro del archipiélago de las Quirimbas, que se extiende a lo largo de la costa norte de Mozambique. Sus exquisitas villas son una tentación para robinsones, de las que costará salir incluso para contemplar ballenas y delfines o para sumergirse en uno de los mejores arrecifes del mundo.

Anantara Medjumbe Island Resort
Anantara Medjumbe Island Resort

LUX Saint Gilles, Isla Reunión (FRANCIA) 

Lux Saint Gilles
Jean-Bernard ADOUE

Hace falta acercarse a la costa occidental de esta exuberante isla volcánica para descubrir este hotel escondido en un hermoso jardín tropical y compuesto por coquetas villas criollas que se asientan a la sombra de los cocoteros y al pie de un magnífico arenal. Aquí, donde se degusta el confort a la par que la fresquísima la pesca del día, las aguas esmeraldas del Índico compiten con las de la piscina más grande de Isla Reunión. 

CLAUDE AVEZARD,2008
Lux Saint Gilles

Gili Lankanfushi (Maldivas)

Sakis Papadopoulos
Sakis Papadopoulos

La idea del paraíso toma forma en este resort reposado sobre una diminuta isla de coral (el atolón Mal Norte) en el corazón de una laguna, brindando así una panorámica de 360º sobre el azul del océano Índico. Elegido hace un par de años como el mejor hotel de Maldivas, su servicio exquisito cumple a rajatabla con el lema que le caracteriza: “Aquí se llega como invitado, se abandona como amigo y se regresa como familia”.

Gili Lankanfusi
Gili Lankanfusi