Bienvenidos a Sealand, el país más pequeño del mundo

Esta micronación de tan solo 550 metros cuadrados vende como souvenirs títulos nobiliarios e incluso porciones de su territorio

Beatriz Pérez
 | 
Foto: Ryan Lackey

A diez kilómetros de la costa de Reino Unido, sobre las aguas del Mar del Norte se alza lo que a primera vista pudiera parecer una simple plataforma flotante… pero nada más lejos de la realidad. En la instalación, conocida como la Torre Roughs y de tan solo 550 metros cuadrados, se ha proclamado el Principado de Sealand, que defiende su soberanía independiente, lo que lo convierte en el país más pequeño del mundo.

Actualmente, Sealand está gobernada por la familia Bates como soberanos reales hereditarios, y cada miembro con su propio título real. Además, el microestado posee su propia constitución, bandera, pasaporte e incluso divisa oficial

El origen de Sealand

Durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno británico construyó varias islas-fortaleza como esta en el Mar del Norte para defender sus costas de los invasores alemanes, pero algunos de estos fuertes, como es el caso de la Torre Roughs, fueron construidos ilegalmente en aguas internacionales. De este modo, desde el punto de vista jurídico, la fortaleza constituye un territorio extranacional.

Sealand | Gobierno de Sealand

Bajo esa premisa, en 1966, Roy Bates, un Comandante del ejército británico, decidió ocupar la Torre Roughs para continuar un proyecto de una emisora de radio “pirata” que el gobierno del Reino Unido había vetado. Aunque finalmente y tras consultarlo con sus abogados, optó por declarar esta isla-fortaleza el estado independiente de Sealand, alegando que era “tierra de nadie”. Así, el 2 de septiembre de 1967, Roy realizó el Acta de Independencia, declaró el Principado de Sealand y se trasladó allí con su familia y varios amigos.

Sealand | Ryan Lackey

El gobierno británico rápidamente destruyó el resto de los fuertes ubicados en aguas internacionales y amenazó a los habitantes de Sealand para que evacuasen la plataforma. Sin embargo, cuando el caso llegó a los juzgados, el Juez concluyó que los tribunales del Reino Unido no tenían jurisdicción sobre ese territorio extranacional.

La increíble (y real) historia del país de 400 metros cuadrados

¿Es realmente un Estado independiente?

Desde su proclamación como Principado en 1967, su lucha por la libertad ha sido persistente, tal y como refleja su lema: Desde el mar, la libertad. Y es que cuando la familia fundadora Bates izó la bandera de Sealand, prometió libertad y justicia para toda persona que viva bajo ella. Actualmente, es Michael, el hijo de Roy quien gobierna la micronación a título de príncipe, sin embargo, ningún país reconoce formalmente a Sealand como un Estado.

Michael Bates con Sealand de fondo | Gobierno de Sealand

Aun así, algunos expertos jurídicos consideran que “el Principado de Sealand no necesita ser reconocido por los otros estados de la sociedad internacional para ser un estado soberano”, tal y como indica el profesor de Derecho Público, Jacobo Rios Rodríguez. Además, según explica Rodríguez, Sealand “podría combinar objetivamente los elementos propios de un Estado soberano”, es decir, tener un territorio, un gobierno y una población.

Sealand | Gobierno de Sealand

De igual modo, profesora de Derecho Internacional Público, Béla Vitányi, considera que “Sealand ha demostrado la autoridad pública y todas las funciones normales de un poder estatal en el interior y el exterior”. “En consecuencia, no se puede negar la soberanía de Sealand”, concluye Vitányi.

Los souvenirs: desde un llavero hasta un título nobiliario

En la página web oficial de Sealand podemos hacernos con algún que otro souvenir del microestado a través de su tienda online. Productos tan normales como camisetas, tazas y llaveros con el slogan de “I Love Sealand” contrastan con otros souvenirs únicos que no podríamos encontrar en otros países. Un documento de identidad de Sealand, una dirección de correo del país personalizada o una copia de su constitución son tan solo algunos ejemplos.

Sealand | Ashley Dace

Pero sin duda lo que más destaca en la tienda en la posibilidad de hacerte con un título nobiliario de Sealand y convertirte en lord, sir, barón, conde o duque con precios que van desde los 36€ hasta los 592€. Y eso no es todo, por tan solo 25€ también tienes la oportunidad de ser titular de una porción del territorio.