De ruta por los baños árabes de España

Construidos en la Edad Media, entre los años 700 y 1500, estos antiguos lugares de reunión, descanso y relajación están abiertos al público.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Wikicommons/Ángel M. Felicísimo

El dominio árabe en la Península Ibérica, durante la Edad Media, dejó un importante legado arquitectónico, cultural y religioso, digno de visitar al menos una vez en la vida. Para muchos, más allá de los imprescindibles, entre los que destacan la Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla o la Alcazaba de Málaga, un recorrido por los enclaves musulmanes más importantes del territorio nacional estaría incompleto sin una visita a los hammam o baños árabes. Construidos entre los años 700 y 1500, estos lugares aunaban en un mismo edificio elementos cívicos y religiosos.

Los habitantes de la zona, tanto hombres como mujeres, acudían hasta aquí para lavarse y recibir masajes, pero también para reunirse con otros locales y hablar de negocios o cerrar tratos. Actualmente estos espacios están abiertos al público y permiten un recorrido por sus dependencias.

www.dipujaen.es

Baños Árabes de Jaén

Los baños árabes de la ciudad de Jaén, conocidos como Baño del Niño, están ubicados en los sótanos del Palacio de Villardompardo. Cuentan con una extensión de 450 m² y están considerados como unos de los más grandes de España. Fueron construidos en el siglo XI aprovechando unas antiguas termas romanas, y entre las dependencias que actualmente se pueden visitar destaca el vestíbulo. Se trata de una sala transversal, de 14 metros de longitud por 4 de anchura, cubierta por una bóveda de medio cañón con 18 luceras estrelladas. Cabe destacar que la entrada al complejo es totalmente gratuita y está disponible de martes a sábado de 9:00 a 22:00 horas y los domingos de 9:00 a 15:00 horas.

Wikicommons/José Luis Filpo Cabana

Baños Árabes El Bañuelo, Granada

Declarados Bien de Interés Cultural y construidos en el siglo XI, los Baños Árabes de El Bañuelo fueron los baños reales de la Alhambra y están situados en los bajos de una casa privada de Granada en la carrera del Darro. Su planta es rectangular y los distintos aposentos están cubiertos por bóvedas de ladrillo con tragaluces octogonales y en forma de estrella para iluminarlos. Parcialmente reconstruido, el enclave es visitable por un módico precio de 2,20 euros, de martes a sábado de 10:00 a 14:00 horas.

Wikicommons/Pedro J Pacheco

Baños Árabes de Ronda, Málaga

El hammam de Ronda, también conocido como baños árabes de San Miguel, obedece a la adaptación musulmana de las antiguas termas romanas y consta de las mismas partes (sala fría, templada y caliente, hipocausto y caldera y sala de recepción).  Fue construido entre los siglos XIII y XIV y entre sus restos todavía se pueden observar parte de las calderas y de los sistemas de conducción de agua. Entrada en mano (3,50 euros) los curiosos pueden pasear por todas las dependencias y conocer más acerca del pasado musulmán de España. Las mejores vistas son al atardecer cuando los últimos rayos de luz se cuelan por los agujeros del techo.

Wikicommons/José Luis Filpo Cabana

Baños Árabes de Mallorca

En los jardines de Can Fontirroig, en la calle de Can Serra de Palma, se encuentran los denominados baños árabes, uno de los pocos restos de la arquitectura musulmana conservados en la isla. Las entradas para visitar el complejo están disponibles desde 2 euros y permiten pasear por una superficie cuadrada con 12 columnas que soportan una cúpula con diversas aberturas redondas. De hecho, si se presta atención, todavía se intuyen los circuitos por donde circulaba el agua caliente y el vapor. El horario de visita de abril a noviembre es de 9:30 a 20:00 horas, y de diciembre a marzo de 9:30 a 19:00 horas.