'Road trip' por España (XI): Asturias en dirección a la puesta de sol

Desde Gijón a las dunas de Xagó al volante de un Toyota RAV4

Luis Meyer
 | 
Foto: JONATHAN@JONATHANGODIN.BE

La ruta

Carreño es un concejo de la comunidad autónoma del Principado de Asturias. Limita al oeste con Corvera, con Gozón y el mar Cantábrico al norte, con el mar Cantábrico y Gijón al este, y con Gijón de nuevo al sur. Forma, junto al vecino concejo de Gozón, la Mancomunidad del cabo de Peñas. Este cabo es como un espolón de proa que se interna en el mar, y es el punto más septentrional de Asturias.

Fernando Astasio / ISTOCK

El coche

Este tipo de coches se ha vuelto habitual en nuestras carreteras y, no en vano, lleva años siendo el segmento más vendido. Pero el primer SUV  considerado como tal se lanzó en 1994, y se llamaba  RAV4. Toyota fue la artífice de este concepto llamado popularmente "todocaminos", que aúna ciertas cualidades de todoterreno con las de un turismo de tintes deportivos. 

JONATHAN@JONATHANGODIN.BE

Hasta hoy, el Toyota RAV4 ha ido evolucionando, y nosotros hemos realizado esta ruta al volante de la última generación. Respecto a aquel modelo del pasado milenio, ahora es mucho más grande y espacioso por dentro, y en general tiene mucho más empaque. 

Nuestra versión tenía tracción integral y un sistema híbrido, esto es, un motor de gasolina apoyado por otro eléctrico. Entre los dos, suman más de 200 CV, y lo cierto es que los hemos notado en carretera, especialmente en las comarcales. Por muy pronunciada que fuese la pendiente, el Toyota daba muestras en todo momento de tener fuerza de sobra. Las curvas tampoco han sido un problema a pesar de su elevado tamaño y peso: se agarra muy bien incluso en los tramos lluviosos, gracias a su inteligente tracción integral, que también nos ha permitido circular esporádicamente por caminos de tierra. 

Da este a oeste, de sur a norte

Comenzamos nuestra ruta en Gijón. Después de disfrutar de su paseo marítimo, de recorrer su recoleto barrio de Cimadevila (el casco antiguo) y de, cómo no, saborear un contundente cachopo, enfilamos a la playa de Xivares por la AS-19. En realidad se trata de dos arenales que, cuando baja la marea, conforman una larguísima franja de casi un kilómetro de arena blanca. Subimos lo alto de la Campa de Torres, desde la cual nos embriagamos con una espectacular estampa costera. 

Xivares | Adolfo Brigido

Seguimos ruta hasta Candás, capital de Carreño. Aparcamos y paseamos por su pequeño puerto, desde el que ascendemos al faro, que nos ofrece, una vez más, unas vistas privilegiadas del Cantábrico. 

Faro de Candás | Astur 1

Volvemos al pueblo y nos acercamos caminando al parque de Les Conseveres, donde nos damos un atracón de verde de más de 7.000 metros cuadrados. Una vez hemos llenado nuestros pulmones de aire puro en su jardín botánico, que incluye un palmeral con más de 20 especies distintas, nos ponemos las zapatillas de senderismo y nos caminamos por parte de la Ruta Clariniana, que recorre las huellas del genial escritor por Carreño. Podemos escoger entre tres senderos, cada uno nos lleva a los paisajes que Leopoldo Alas Clarín describió en tres de sus obras más celebradas: Doña Berta, Viaje Redondo y Boroña. 

Candás | maite grau / ISTOCK

Volvemos al coche y seguimos por la AS-19 hasta Luanco, capital de Gozón (cambiamos de concejo). Aquí visitamos su Museo Marítimo, el antiguo puerto, la Torre del Reloj y las iglesia de Santa María. 

Luanco | Studioimagen73 / ISTOCK

Tomamos la carretera GO-1 para alcanzar el cabo Peñas, zona protegida desde cuyo faro accedemos a las impresionantes vistas de sus vertiginosos acantilados. 

curtoicurto

Y de allí enfilamos el último tramo de esta ruta. Como suele decirse, hemos dejado lo mejor para el final: la AS-238 bordea la costa occidental de Gozón. Hemos calculado una jornada para esta ruta, porque lo ideal es que este último recorrido nos pille con el sol cayendo y tiñéndolo todo de rojo. Pasamos por las dunas de Xagó y nuestra última parada es en el lugar donde puede verse uno de los atardeceres más extáticos del mundo:  la playa de Verdicio, que mira al oeste. 

Verdicio | Demianastur / ISTOCK