Range Rover TDV8 Vogue

Un nuevo motor turbodiésel que ofrece unas excelentes prestaciones y algunas mejoras en su interior y en determinados aspectos técnicos lanzan al Range al podio de los todoterrenos. El Hotel Rocamador fue testigo de su presentación.

Motor Zeta
Es, sin lugar a dudas, el todoterreno que mejor combina el lujo con la capacidad para andar por el campo en terrenos difíciles. Casi parece mentira que un vehículo de algo más de 2.700 kilos de peso sea capaz de sortear obstáculos que resultan insalvables para otros 4x4 más pequeños. Pero este no es el principal motivo de que aparezca en estas páginas. El Range Rover 2007 llega ahora acompañado por un nuevo motor turbodiésel mucho más potente y que le hacía falta como el agua de mayo, porque el que montaba anteriormente se quedaba corto de potencia para mover a este gigante. El nuevo propulsor de 8 cilindros y 272 caballos de po tencia consigue que el Range acelere de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos, cuatro menos que con el motor anterior. Y lo que es más importante: en la aceleración que va de 80 a 110 km/h es casi un 40 por 100 más rápido, lo que constituye una ventaja y da más seguridad en los adelantamientos por carreteras secundarias. La velocidad máxima de este vehículo está limitada electrónicamente a 200 km/h. Modelo versátil El nuevo TDV8 ha sido diseñado no sólo para una conducción diaria por carretera o autopista sino también para vadear ríos, ascender por pen- dientes abruptas o enfrentarse a terrenos polvorientos y embarrados, saliendo siempre airoso ante los elementos. Asciende por pendientes de 45º y circula por pendientes laterales de 35º, además de vadear en aguas de hasta medio metro de profundidad. Además, el flamante Range es un 75 por 100 más silencioso por dentro que el anterior. Tanto es así, que los ingenieros de Land Rover tuvieron que corregir otras fuentes de ruido que normalmente quedan enmascaradas por el sonido del motor. Por otra parte, el nuevo motor se ha acoplado a la transmisión automática ZF de seis velocidades controlada de forma electrónica. Freno electrónico El interior del Range 2007 resulta más ergonómico que en versiones veteranas. Lleva dos guanteras dobles y un espacio adicional en la consola central, pero lo que más hace que mejore la ergonomía es el freno electrónico de aparcamiento y el cambio de marchas. En el caso del freno, se desconecta automáticamente cuando insertamos la velocidad y arrancamos. Algo que no es novedoso y que también lo incorporan otros automóviles de menor categoría y mucho más baratos. Otros adelantos técnicos con los que cuenta es el ya conocido sistema Terrain Response , ya montados en el Range Rover Sport y el Discovery. Este ingenio permite al conductor seleccionar el programa más adecuado para circular con mayor seguridad: conducción general, hierba, gravilla y nieve, arena, barros y surcos y avance lento sobre rocas. También dispone de un diferencial central electrónico. Los asientos de cuero van calefactados como siempre, pero ahora se añade como opción un sistema de refrigeración para mitigar el calor.