Un pueblo de Sicilia regala casas y da 1.000 euros por bebé para luchar contra la despoblación

Los italianos no paran de poner en marcha iniciativas de urgencia para frenar la despoblación que está arrasando los pueblos de algunas zonas del país, como Sicilia. La localida de Cammarata, a 60 km de Palermo, regala casas a quien se mude a vivir al pueblo y da un cheque-bebé de 1000 euros por cada niño nacido allí.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Andreas_Zerndl

Los habitantes de Cammarata se han ido yendo poco a poco a las ciudades y la población envejece cada vez más. Los antiguos moradores del pueblo prefieren marcharse a los núcleos urbanos antes que restaurar e invertir dinero en restaurar sus antiguas casas. Vincenzo Giambone, el alcalde de la localidad lleva años convenciendo a los propietarios de esas casas abandonadas de que las donen al Ayuntamiento. Ahora, con esta iniciativa, pretende llenarlas con nuevas familias y negocios que den una vida nueva a este pequeño pueblo situado a 40 km de Palermo, la capital de la isla.

Andreas_Zerndl

Actualmente Cammarata tiene unos 6.000 habitantes y ahora mismo tiene unas 100 casas para "regalar" con este propósito. Se le dará prioridad a las familias con niños pequeños. Para mudarse, las familias solicitantes deben pagar un depósito de unos 5.000 euros y tener un proyecto de rehabilitación o negocio para la vivienda que debe llevarse a cabo en un plazo de tres años. Los edificios podrán usarse como casas particulares o negocios como bares, restaurantes, pequeños hoteles.... El depósito será devuelto al término de la rehabilitación.

Y no solo esto. Cammarata tiene la población más envejecida de toda Italia y necesita nacimientos urgentemente,  por lo que además dará 1.000 euros por cada bebé nacido en el pueblo.

Pero Cammarata es, además un pueblo bonito, el típico pueblo siciliano el que mucha gente soñaría con retirarse, con gente que trabaja la tierra y hace su propio aceite o vino. Posee unas espectaculares vistas del monte Etna y ofrece un espléndido panorama con sus casas llenas de balcones y algunos palazzos aristocráticos. Tiene cerca tanto la montaña como el mar, y está muy cerca del lugar arqueológico de Agrigento y lo que se llama El Valle de los Templos.