¿Qué es y por qué se produce el fenómeno del Acqua Alta en Venecia?

El Acqua Alta, la inundación parcial de Venecia por la crecida del Adriático, es un fenómeno relativamente normal en la ciudad de los canales y al que sus habitantes están más que acostumbrados pero que la pasada semana alcanzó niveles de crecida alarmantes provocando la mayor inundación desde 1996 con una subida de agua que llegó a alcanzar los 1,87 metros. No solo la crecida del mar tiene la culpa, si no que también la tiene el turismo de masas sin freno ni control que asola a la ciudad desde hace años. 

 

Redacción Viajar
 | 
Foto: horstgerlach
nullplus

¿En qué consiste el Acqua Alta?

El Acqua Alta es un fenómeno que ocurre periódicamente en Venecia cuando el Mar Adriático sube de nivel. Cuando esto sucede Venecia queda inundada en menor o mayor medida. Se entiende que Acqua Alta es cuando la marea sube 90 centímetros sobre su nivel normal pero puede llegar, como estos días pasados, a los 187 centímetros, lo que provocó la mayor crecida desde 1996. Este nivel de crecida ha devastado la ciudad causando grandes daños en su patrimonio artístico y sus calles y llegando a provocar incluso graves daños en la Basílica de San Marcos.

El fenómeno del Acqua Alta existe desde siempre en Venecia. Los primeros documentos que recogen este fenómeno datan del siglo VI. Las crecidas se dan especialmente en invierno y primavera. Cuando el agua supera los 140 centímetros eso significa que casi el 60% del centro histórico de la ciudad quedará inundado y en ocasiones se inundan también tiendas y comercios.

¿Qué se hace en periodos de Acqua Alta?

Cuando el nivel del mar comienza a aumentar, las sirenas dan la alerta algunas horas antes de que se superen los niveles y las autoridades venecianas colocan unas pasarelas elevadas en las principales zonas de paso para que los peatones puedan caminar por la ciudad. Durante estos días los habitantes de Venecia no olvidan salir a la calle sin sus botas de agua aunque para ellos el fenómeno de Acqua Alta es relativamente normal aunque sea todo un acontecimiento para los turistas.

Por lo general, cuando la “crecida” no es muy alta, los Vaporettos siguen funcionando si bien modifican algo sus recorridos. Lógicamente, el lugar de la ciudad que antes se inunda es la Plaza de San Marcos.

horstgerlach

Cuánto puede llegar a subir el Acqua Alta

Hasta 56 cm de crecida, solo se forman pequeños charcos, una crecida de entre 80 y 100 centímetros significa que una pequeña parte de la ciudad se puede inundar. A partir de 120 centímetros de crecida, hay que usar ya botas de agua y niveles como los de estos días pasados, de más de 150 cm son excepcionales, se presentan rara vez y causan enormes daños.

El aqua alta, el cambio climático y los efectos del turismo de masas

Pero el Acqua Alta que estos días pasados ha alcanzado los 187 centímetros en Venecia no solo es cosa de las mareas si no de los estragos del turismo de masas en su célebre Laguna. Hay que pensar en las decenas de pesados trasatlánticos surcan sus aguas cada día con el impacto medioambiental que eso significa para el entorno. La ciudad está construida sobre miles de pilotes de madera que no estaban pensados para soportar algo así.  Las mareas también se ven alteradas por este motivo y además toda esta situación ayuda a acabar con la vegetación de los canales, clave para su superviviencia.

Todo esto no significa que Venecia vaya a “desaparecer” si no que probablemente, de seguir las cosas así, pasará a estar inundada muy seriamente varias veces al año con el impacto que ello tendrá para su patrimonio y habitantes. Además hay que pensar que el nivel del mar sube poco a poco por el cambio climático al contrario que la ciudad, que se va hundiendo lentamente. Por ello se necesitan políticas medioambientales urgentes que frenen el deterioro de la Laguna.

horstgerlach

Cómo han luchado las autoridades de Venencia contra el Acqua Alta

Desde 2013 las autoridades empezaron a poner en marcha un plan que se denomina MOSE . Se trata de la construcción de 78 diques móviles en los puntos en donde la Laguna veneciana se une al mar y que se cerrarían cada vez que el nivel del agua superase los 1,10 metros. Pero desde su puesta en marcha, además de que nunca parece concluirse,  no ha resultado ser una solución muy efectiva  pese a que ha costado más de 5,000 millones de euros.