Principales incidencias en los viajes de Semana Santa

La Semana Santa es el periodo del año en el que se realizan mayor número de viajes en menor espacio de tiempo. Las principales incidencias que se producen en los viajes de Semana Santa tienen que ver con problemas de salud (36%), accidentes (24%), repatriaciones (13,5%), cancelaciones (12%), problemas con los equipajes (9%) y demoras en los medios de transporte (5,5%).

Virginia Nieto-Sandoval
 | 
Foto: Ximena Maier

1. ¿Qué tipo de viajes se realizan en Semana Santa?

Sobre todo viajes de corta duración. El año pasado, dos de cada tres viajes fueron de fin de semana y solamente uno ocupó los cuatro días festivos. Escapadas por España o a alguna ciudad europea son los viajes más frecuentes. También los cruceros cortos, actividades al aire libre y los viajes de esquí.

2. ¿Cuáles son las principales incidencias en los viajes de Semana Santa?

El 60% tiene que ver con problemas de salud (36%) y con diversos accidentes (24%).

3. ¿Qué problemas de equipaje se producen en estas fechas?

Los problemas con el equipaje suponen el 9% de los percances, y son sobre todo robos y retrasos en la entrega de las maletas tras los vuelos.

4. ¿Y los problemas con los medios de transporte?

Los principales percances son retrasos en los medios de transporte (5,5%), que en más de la mitad de los casos dan lugar a la pérdida de servicios previamente contratados por los viajeros.

5. ¿Se cancelan muchos viajes en Semana Santa? ¿Por qué causas?

Se cancelan un 12% de los viajes, sobre todo por problemas de salud o por accidente del viajero o de un familiar directo.

6. ¿Qué problemas suceden en estas fechas en los viajes a la nieve?

El 74% de las incidencias son accidentes en pista y el 26% enfermedad de los viajeros. En el 92% de los casos los esquiadores pierden los servicios contratados, como las clases de esquí y el forfait. Un 8% de los viajeros necesitan rescate en pistas.

7. ¿Y en los viajes con actividades de aventura?

Los deportes de aventura al aire libre, como el rafting, la escalada, el senderismo, etcétera, conllevan ciertos riesgos. Los problemas más comunes son las incidencias menores, como contusiones y torceduras, y las atenciones médicas de urgencia por accidentes. Si los accidentes son graves, pueden requerir rescate, ambulancia, hospitalización e incluso repatriación.

8. ¿Y en los cruceros?

Más de la mitad de las incidencias en cruceros son problemas con los equipajes; el resto son cancelaciones y problemas de salud a bordo, como mareos, quemaduras por prolongadas exposiciones al sol y problemas digestivos.

9. ¿Qué puedo hacer para protegerme durante los viajes de Semana Santa?

Si se trata de una escapada, lo mejor es contratar un seguro especializado en viajes cortos, que cubra gastos médicos por enfermedad o accidente, además de ofrecer gastos ilimitados de repatriación, heridos o enfermos. También con cobertura en caso de robo de equipajes y de cancelación del viaje.

10. ¿Y para los viajes de esquí, cruceros y actividades al aire libre?

Los aficionados a los deportes blancos deben llevar seguros especializados en nieve que cubran la asistencia médico-sanitaria, desde percances leves hasta accidentes que requieran hospitalización, incluso rescate en trineo o helicóptero, y repatriación. Y que garantice los problemas que puedan surgir con los medios de transporte, las incidencias con los equipajes y la responsabilidad civil del esquiador si hiciera daño a alguien o a algo en la práctica del deporte. Hay también seguros específicos para cruceros de corta duración y para turismo de aventura. Estos últimos deben incluir búsqueda y rescate del asegurado, gastos médicos y quirúrgicos por enfermedad o accidente, pago de muletas, repatriación o traslado del enfermo o fallecido e incluso el regreso anticipado del asegurado, entre otras.

Y además...

Si va a desplazarse en coche, no olvide realizar una revisión previa para asegurarse de que no presenta ningún fallo mecánico y de colocar el equipaje correctamente.

Si viaja con niños, lleve siempre sus DNI, pasaportes o tarjetas de residencia, y Libro de Familia o resolución judicial en caso de separación y divorcio. Si es el tutor del menor, debe llevar el documento que lo acredite.

Para evitar robos, evite vestir la indumentaria que denote la condición de turista, no descuide el equipaje, el bolso, la cámara ni el móvil, y extreme la atención en aeropuertos, estaciones de tren y autobuses, restaurantes, y en lugares concurridos (mercados, fiestas locales...). Alquile cajas de seguridad en el hotel para guardar los objetos de valor.