Esta es la primera glorieta submarina del mundo y se encuentra en las islas Feroe

Algunos ya le han puesto el sobrenombre de 'medusa gigante' y es el punto medio del nuevo túnel que se inaugura este mes en las islas y que une Streymoy y Eysturoy. Toda una obra de ingeniería

María Escribano
 | 
Foto: Ólavur Frederiksen / Faroephoto.com

Es la primera glorieta submarina del mundo y se inaugura en unos días, el 19 de diciembre. La rotonda es el punto central de un túnel que unirá dos islas del archipiélago de las Feroe, en el Atlántico Norte, llamadas Streymoy y Eysturoy. El proyecto lleva tres años de obras y el túnel tendrá finalmente 11 kilómetros y su punto más profundo alcanza los 187 metros por debajo del nivel del mar.

Interior del túnel.  | Ólavur Frederiksen / Faroephoto.com

Cuando los turistas y habitantes de la isla recorran el túnel y lleguen a la glorieta se encontrarán con toda una obra de arte, y es que la rotonda ha sido decorada por un famoso artista de las propias islas Feroe, Tróndur Patursson. Este ha diseñado esculturas que representan a humanos unidos de la mano haciendo un baile tradicional de las islas y también ha añadido efectos de luz en la glorieta, verdes y azules. El resultado de las luces ha provocado que muchos ya identifiquen a la glorieta con una medusa gigante. 

Tróndur Patursson colocando una de sus esculturas en la glorieta.  | Ólavur Frederiksen / Faroephoto.com

Por supuesto, este túnel, al que se ha llamado Eysturoyartunnilin, es uno de los grandes proyectos de infraestructuras de las Feroe, pero no el único. Ya se está trabajando en otro túnel, el Sandoyartunnelen, que conectará las islas de Streymoy y Sandoy en 2024. El coste estimado del Eysturoyartunnilin es de unos 140 millones de euros; el del segundo túnel, de 115 millones. 

Glorieta en el Eysturoyartunnilin. | Ólavur Frederiksen / Faroephoto.com

Las Feroe, archipiélago autónomo que forma parte del Reino de Dinamarca, están formadas por 18 islas, muchas de ellas unidas por túneles, pasos elevados y puentes como forma de conexión entre sus habitantes. 

Imagen de la salida del túnel.  | Ólavur Frederiksen / Faroephoto.com

El Eysturoyartunnilin acortará la distancia entre Tórshavn, la capital de las Islas Feroe, y Runavík/Strendur de 55 a 17 kilómetros. Eso supone que en vez de tardar 64 minutos de un lugar a otro ahora se tardará 16. Habrá que pagar un peaje por circular por él (unos 10 euros), pero las autoridades de las Feroe esperan que el propio túnel se convierta en una atracción turística por sí mismo. 

Salida del túnel.  | Ólavur Frederiksen / Faroephoto.com

Para garantizar la seguridad en el túnel, se ha procurado que la carretera no tenga más de un 5% de inclinación, siendo el punto más bajo unos 187 metros por debajo del nivel del mar. 

Glorieta con la escultura de Tróndur Patursson ya colocada.  | Ólavur Frederiksen / Faroephoto.com