El primer puente con forma de anillo en el mundo

Es transitable a pie, en bicicleta o en coche, está enclavado en una reserva natural y posee una circunferencia de 5 metros de diámetro.

VIAJAR
 | 
Foto: RV Edipress

Sobre la costa Atlántica y en el límite entre los departamentos de Rocha y Maldonado se sitúa la Laguna de Garzón, un área protegida de Uruguay que abarca 9.596 hectáreas de superficie terrestre y 1.750 hectáreas de superficie marina. Durante los días soleados, sobre el horizonte se divisa la silueta de decenas de deportistas que llegan hasta aquí con el objetivo de practicar todo tipo de actividades acuáticas entre las que destacan el kitesurf, el windsurf, el padel o el snorkel. Sin embargo, lo que más destaca de su paisaje no son sus coloridas indumentarias ni las cristalinas aguas de los humedales, sino su original puente.

Inaugurado en 2015 y construido por el arquitecto uruguayo Rafael Viñoli, el Puente de Garzón entraña una autentica fusión entre arquitectura y belleza natural. Tardó cerca de 10 años en construirse y posee una longitud total de 323 metros y una anchura de 5 metros cada carril.

RV Edipress

Es precisamente su peculiar forma y su compromiso con el medio ambiente lo que lo ha convertido en todo un reclamo turístico nacional e internacional. Y es que pasear por él, es hacerlo por el primer y único puente con forma de anillo en el mundo.

Su funcionalidad radica en su forma, ya que fuerza a los conductores a disminuir la velocidad y permite el acceso a peatones y a ciclistas a lo largo de una ruta de solo un sentido. Estos podrán detenerse a mitad de camino en alguno de sus miradores a admirar las vistas de la laguna o practicar la pesca deportiva, actividad con muchos adeptos en Uruguay.

Cabe destacar que antiguamente, el cruce por la Laguna de Garzón, entre Rocha y Maldonado, se realizaba en barco. Sin embargo, aunque ahora el puente permita hacerlo en coche, todavía hay quienes prefieren hacerlo de la forma tradicional.