Más de 100 playas de Costa Rica reconocidas con la Bandera Azul Ecológica

Playa Matapalo, Punta El Madero o Playa Blanca han alcanzado la puntuación de 5 estrellas.

VIAJAR
 | 
Foto: JOAN VENDRELL

Costa Rica es admirada en todo el mundo por ser un verdadero paraíso natural. La exuberancia latente en toda su extensión toma forma en su flora y fauna exótica, sorprendente y única. La rica variedad de paisajes y microclimas de su geografía son el caldo de cultivo perfecto para que en este territorio del corazón de América se desarrollen valiosos ecosistemas. Esta opinión compartida tanto por turistas como por ticos ha sido reafirmada por las autoridades ambientales del país. El Instituto Costarricense de Turismo (ITC) ha otorgado la certificación de el Programa Bandera Azul Ecológica (PBAE) a un total de 107 las playas costarricenses. 

Este mérito, que se otorga todos los años, es un reconocimiento al esfuerzo para asegurar la práctica sostenible y turística de las playas. El programa, creado en 1995, es un proyecto estatal costarricense que pretende integrar el turismo con la conservación medioambiental de su preciado entorno natural. “Se trata de uno de los programas emblemáticos, acorde con nuestro Modelo de Desarrollo Turístico Sostenible, ya que su misión se basa en la integración de diferentes actores para alcanzar una sostenibilidad integral del destino”, explica Alberto López, Gerente General del ICT. 

Entornos marítimos de 5 estrellas

El objetivo del PBAE no es otro que mejorar la protección del ecosistema desde la educación ambiental y su incidencia tanto en acciones de conservación como en las labores de reforestación. Tiene en cuenta la calidad del agua el mar y del recurso hídrico para el consumo humano, la calidad sanitaria de la costa, la seguridad de la misma, la señalización de oleaje fuerte o corrientes de resaca, el socorrismo en fines de semana y temporada alta, las duchas y servicios sanitarios, la separación y reciclaje de desechos sólidos y educación ambiental. El ITC efectúa tres visitas de seguimiento del plan anual propuesto por cada Comité, inspecciona el trabajo ejecutado en las playas y asesora al grupo en cuanto a su labor técnica y administrativa.

Turismo de Costa Rica

Tras la evaluación de estos factores, puntúa en un rango de hasta 5 estrellas las playas ticas. La Playa Matapalo y Punta El Madero (ambas situadas en Guanacaste) y Playa Blanca (en Puntarenas) han recibido la máxima puntuación en las valoraciones de 2018.

Naturaleza patrimonial

Costa Rica, a pesar de su reducido territorio, conserva vastos territorios vírgenes donde la naturaleza explota sin límites. Está reconocido como el país con mayor biodiversidad por km2, con el 6% de la biodiversidad total del planeta. Los parques y reservas naturales adquieren una importancia capital. En total, la extensión territorial de Costa Rica se divide en 29 parques naturales, 19 refugios de vida silvestre, 8 reservas biológicas, además de multitud de áreas protegidas. Un buen ejemplo de ello es el Parque nacional Marino Las Baulas, el área de conservación más importante del Pacífico americano para el desove de la tortuga baula. 

Tal es la estima que los costarricenses tienen a su flora y fauna que han adoptado como símbolos nacionales la enorme mariposa morpho, la diminuta a ranita de ojos rojos o el legendario quetzal. El popular saludo tico “¡Pura vida!” no puede estar más cargado de significado.