Petra tou Romiou: la roca donde nació Afrodita

Según la mitología, la diosa emergió del mar en este punto de la isla de Chipre

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: 8grapher / ISTOCK

Dicen que si uno nada tres veces alrededor de esta enorme roca, la diosa recompensa con belleza, eterna juventud, buena suerte, fertilidad y amor verdadero. Casi nada. Lo dice la magia poética de la Antigüedad, es decir, la mitología, que sitúa en este punto exacto llamado Petra tou Romiou, en esta formación rocosa frente a la costa de Chipre, el lugar exacto donde, un buen día, emergió de la espuma Afrodita.

Petra tou Romiou | GCShutter / ISTOCK

El romanticismo queda así servido en este paraje que, por otra parte, anda sobrado de encanto. Porque si aquí nació la diosa del amor y la belleza, todo cuanto lo envuelve lleva su mismo halo. Para rizar más el rizo, hay otra especie de mito que dice que, con ciertas condiciones climáticas, las olas suben, rompen y forman una columna de agua que se disuelve en un pilar de espuma. Y con la imaginación, esto adquiere momentáneamente una forma humana, efímera y evanescente.

Gaia, Cronos y Urano

El caso es que Petra tou Romiou, precisamente por esto, es una de las visitas más codiciadas de este exótico país emplazado en el extremo oriental del Mediterráneo, entre las costas de Siria y Turquía, allí donde Europa, Asia y África cruzaron sus destinos. Una isla que debe su fama a un idílico litoral, a valiosos yacimientos de civilizaciones perdidas y a las siempre fascinantes resonancias mitológicas.

Petra tou Romiou | hateom / ISTOCK

La de Afrodita es la principal. Según la leyenda, a petición de su madre, Gaia, el atrevido Cronos le cortó los testículos a su padre, Urano, y los arrojó al mar. Entonces, de entre la espuma de mar, se fue formando una nueva criatura que acabó emergiendo a la superficie sobre una enorme concha marina. Una imagen que supo retratar como nadie el genial Boticelli en su obra El nacimiento de Venus, nombre con el que se conoce a la diosa en la mitología romana.

Chipre, la isla del amor y la belleza

Más recuerdos a la diosa

También en Pompeya, en uno de sus murales, se cree reconocer esta escena del nacimiento de Afrodita en ese lugar que aparece en un punto de la carretera que va de Pafos a Limasol. Y pese a los beneficios que promete su baño, los visitantes comprobarán cómo aquí el mar es especialmente bravo por lo que no se recomienda nadar en buena parte del año.

Mural Afrodita en Pompeya | oversnap / ISTOCK

Eso sí, para que nadie se decepcione, existen otros dos enclaves relacionados con la diosa. A pocos kilómetros, el pueblo de Kouklia atesora las ruinas del Templo de Afrodita, la primera edificación dedicada a esta deidad, y al norte de la zona de Pafos, en Akamas, se hallan los baños de Afrodita en forma de cascada y lago natural.

Templo de Afrodita en Kouklia | shujaa_777 / ISTOCK

Tampoco faltan los yacimientos que convierten a este lugar en un museo viviente de la Edad Clásica: los Mosaicos con representaciones mitológicas; y las Tumbas de los Reyes, restos de una necrópolis subterránea con sobrecogedoras vistas al Mare Nostrum.