Perú a vista de pájaro

Planes exóticos, culturales y en contacto con la naturaleza. Descubre lo más inesperado del paisaje de Perú desde una perspectiva diferente

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Siempreverde22/istock

De Perú al cielo, y nunca mejor dicho. Una de las opciones más originales y cada vez más populares entre los viajeros que desean conocer el quinto país más poblado de Latinoamérica es a través del turismo de altura. Si te apasionan las experiencias extremas y eres uno con la naturaleza, ahora puedes subir a sus cimas y disfrutar los monumentos más majestuosos gracias a un itinerario a través de las cordilleras que recorren Perú y que forman parte de su espectacular paisaje y por supuesto de su historia.

1. El Teleférico de Kulelap, la novedad del 2017

El sitio arqueológico preincaico de Kuélap, ubicado en los Andes nororientales, en la Provincia de Luya, es ahora más accesible gracias a la apertura de un teleférico. Construida entre los siglos VI y XVI por la cultura Chachapoyas sobre una colina, a unos 3.000 metros sobre el nivel del mar, la fortaleza de Kuélap es la mayor estructura de piedra de Sudamérica (incluye alrededor de 450 construcciones). Redescubierta en 1843, fue declarada Patrimonio Cultural en 2003.

Es importante destacar que este es el primer sistema de telecabinas de Perú y gracias a él se tarda tan solo 20 minutos en llegar a la fortaleza, ofreciendo a sus visitantes una ruta alternativa y más cómoda.

2. Machu Picchu

Machu Picchu, ubicado a 2.430 metros de altura, en medio de un bosque tropical de montaña, es una ciudad inca donde las murallas, terrazas y rampas gigantescas dan la impresión de haber sido esculpidas en las escarpaduras de la roca, como si formaran parte de ésta. Construido en el siglo XV, forma parte desde 1983 de la lista de Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad y está considerada como una de las Maravillas del Mundo Moderno.

3. A través de la aventura: sandboarding

Lo último en turismo de aventura es el sandboarding, que se puede practicar en Perú en la duna más alta del mundo con 2.078 metros de altura, a 20 kilómetros de Nazca. Esta modalidad de snowboarding consiste en deslizarse sobre una tabla por las enormes dunas o cerros de arena.

Para continuar con la adrenalina extrema, otro de las actividades más demandadas es la de volar realizando parapente o ala delta. Las posibilidades se extienden desde el Cerro Pan de Azúcar en Yungay, hasta la ciudad de Lima, entre otras.

Globally Turismo

4. El Belmond Andean Explorer

El Belmond Andean Explorer, el primer tren nocturno de lujo de América del Sur en el Perú, recorre una de las rutas ferroviarias de mayor altura del mundo (4.800 metros), cruzando los Andes peruanos desde Cuzco hasta el Lago Titicaca y Arequipa, explorando las maravillas naturales y antiguos reinos en travesías de una y dos noches.

5. Sobrevolar las líneas de Nasca

Sin duda la mejor forma de observar los antiguos geoglifos ubicados en las pampas de Jumana, en el desierto de Nazca, es desde el aire en una avioneta.  Estas formas pueden ser geométricas, zoomorfas y fitomorfas, y se extienden sobre una superficie de 750 km² en una longitud oscila entre los 50 y los 300 metros. Las más populares son el colibrí y el mono.