¿Por qué el pasaporte de España es el cuarto más valioso del mundo?

Un estudio revela que nuestro documento es de los que más puertas nos abre para viajar por el mundo, y tiene un coste comparativamente menor

Luis Meyer
 | 
Foto: Tanaonte / ISTOCK

La plataforma internacional de viajes ParkSleepFly ha analizado lo que cuesta hacerse (o renovarse) un pasaporte en cada país, así como el "poder" que tiene (el número de países a los que permite entrar. Según los responsables del estudio, con esta comparación han podido determinar cuáles son los pasaportes con mejor “calidad-precio” (sic) del mundo. Y el nuestro ha quedado en cuarto lugar, nada menos.

El pasaporte que aporta más valor es según este análisis, el de los Emiratos Árabes Unidos con un coste de solo 12,31 (al cambio, claro está) y una puntuación de movilidad de 162. Un pasaporte emiratí no solo brinda a su titular la mayor libertad (capaz de viajar a 110 países sin visa y otros 52 con visa a la llegada), sino que también es el pasaporte más barato de obtener.

Los suecos, sin visado

Suecia tiene el pasaporte con el que se requieren menos visados
Suecia tiene el pasaporte con el que se requieren menos visados | Geber86 / ISTOCK

El segundo más valioso es el de Suecia, con un coste de 38,39 euros y acceso a 159 países. Por supuesto, Suecia es parte de la Unión Europea, así como de la Unión Nórdica de Pasaportes, y los ciudadanos suecos pueden ingresar por tanto en 115 países sin visado (más que cualquier otro país) y otros 44 con visado a la llegada. El de Corea del Sur es el tercer pasaporte con la mejor “relación calidad-precio” del mundo, con un coste de 39,62 euros y una puntuación de movilidad de 158, esto es: permite ingresar a 114 países sin visa y otros 44 con visa a la llegada.

Y en el cuarto puesto se sitúa el pasaporte español, con un coste de 30 euros (que podemos considerar bastante elevado, si tenemos en cuenta que estamos entre los países con menor poder adquisitivo de Europa) y nos permite entrar en 157 países, una cifra magnífica que ha supuesto que en 2022 nuestro pasaporte haya sido calificado “el tercero más poderoso del mundo” en el ranking que elabora anualmente la prestigiosa consultora Henley & Partners, por delante del de Estados Unidos o Francia.