Parque Nacional de Fruška Gora, naturaleza y cultura en Serbia

De laderas poco escarpadas y bosques centenarios, la montaña Fruška Gora es un parque nacional serbio cuya visita es imprescindible desde Belgrado.

A poco más de una hora de la capital Serbia, el parque nacional de Fruška Gora se caracteriza por sus monasterios ortodoxos pero también por ser un lugar de escapada donde las rutas de senderismo son claves a la hora de disfrutar de la diversa fauna y flora del lugar.

Con su origen en una isla sobre el mar de Panonia -hace 50 millones de años- Fruška Gora evolucionó hasta lo que es hoy, una verde cordillera sobre una vasta llanura donde el Crveni ?ot es el pico más alto con 539 metros. A su alrededor, viñedos y monasterios ortodoxos completan el paisaje.

Con restos fósiles del Paleozoico, Mesozoico y las eras Terciaria y Cuaternaria, Fruška Gora es considerado una ventana hacia el pasado geológico de la Tierra. Pero si por algo llama la atención es por sus 16 monasterios ortodoxos. Construidos entre los siglos XV y XVI y restaurados durante el siglo XVIII, representan un conjunto histórico-cultural único del arte barroco serbio. Conocida como "Montaña Sagrada de Serbia" entre los monasterios destacan el de Grgeteg, Krušedol, Novo Hopovo, Beo?in, Vrdnik o Rakovac.

En cuanto a la vegetación del parque nacional Fruška Gora bien conocidos son sus viñedos que producen diversas variedades de vino, aunque si nos ceñimos a la vegetación natural de la zona, destacan los 30 tipos de orquídeas diferentes que se pueden ver y las 400 especies de setas que aquí crecen en otoño.

Sus habitantes también son famosos entre los visitantes y es que en sus bosques viven gatos monteses, garduñas, lirones castaños y murciélagos, mientras que en la estepa son numerosas las colonias de ardillas, un alimento muy importante para las aves rapaces. Hasta la fecha, los ornitólogos han registrado en Fruška Gora exactamente 211 especies de aves. Las más raras y, al mismo tiempo, las más amenazadas, son las aves rapaces: el águila imperial, el águila pomerana, el halcón peregrino, el águila pigargo y el águila calzada.

Para disfrutar de todo esto, las rutas de senderismo por los bosques de ?ortanova?ka šuma, Stražilovo, Glavica, Popovica, Andrevlje, Ležimir y Lipova?a osn la mejor opción.