En nada volverás a practicar tu 'drive': Paradores abre sus dos campos de golf

La excepcional situación de los campos de El Saler -en pleno Parque Natural de La Albufera- y Málaga golf –a orillas del mar- los sitúa entre las mejores instalaciones de Europa para practicar este deporte.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Court Cook

Paradores reabre sus dos campos de golf. Se trata de las instalaciones de los paradores de El Saler (Valencia) y de Málaga Golf. Los jugadores podrán disfrutar de los campos reservando previamente las horas distribuidas a lo largo de cada jornada para cumplir con los requisitos de seguridad puestos en marcha por la cadena hotelera pública. Se han establecido estrictos protocolos de higiene y distanciamiento para ofrecer las mayores garantías a los empleados de Paradores y a los clientes que acudan a disfrutar del deporte.

Para su reapertura, el campo de El Saler quiso rendir un homenaje a los sanitarios por la importante labor realizada en esta pandemia y cuatro de ellos fueron los encargados de ser los primeros en dar primer putt de esta nueva temporada. El campo de golf de El Saler es un campo único en España y está considerado uno de los mejores de Europa. Fue diseñado por Javier Arana y se ubica entre La Albufera del Valencia y el mar Mediterráneo, en pleno Parque Natural.

Dmytro Aksonov / GETTY

Cuenta con un recorrido de 6.042 metros en 18 hoyos, cuyo par es de 72 golpes y ha sido escenario de varios campeonatos a nivel nacional e internacional. Sus calles anchas, greens enormes y difíciles, casi un centenar de búnkers -algunos de ellos naturales aprovechando las dunas- han elevado al campo de golf de El Saler a la élite mundial de los recorridos para la práctica de este deporte, consiguiendo la segunda posición del ranking que elabora Top 100 Golf Courses y también del prestigioso portal GolfDigest que ha publicado recientemente su nueva clasificación de 2020.

Fernando Rico Mateu / ISTOCK

Por su parte, el campo del Parador de Málaga Golf cuenta con una situación privilegiada en la Costa del Sol, a orillas del mar. Los años han sabido hacer del campo más antiguo de Andalucía un recorrido exigente para el jugador veterano y asequible para cualquier aficionado al golf: 18 hoyos, 9 hoyos Links (sin necesidad de handicap) y 9 hoyos Picht & Putt (sin necesidad de handicap). Sus inicios se remontan al siglo pasado, a principios de los años 20, y están ligados a la familia Real Británica, especialmente a la princesa Beatriz de Battenberg, madre de la reina Victoria Eugenia, quién residía parte del año en la zona y fomentó la construcción del Club.

En 1925 y bajo la dirección técnica de Harry Sephard Colt (el mismo que realizó el de Wentworth) se comenzaron los trabajos de construcción del primitivo campo de 9 hoyos. Posteriormente y bajo la dirección y diseño del prestigioso Tom Simpson (de cuyas manos han salido obras tan importantes y reconocidas como Turnberry, Muirfield ó Ballybunion), se acometió su ampliación hasta los 18 hoyos (6.173 metros par 72).

Protocolos de seguridad

Paradores de Turismo trabaja desde hace semanas para establecer nuevos protocolos de higiene y distanciamiento que permitan reabrir con garantías de seguridad cuando se reúnan todas las condiciones que dicten el Gobierno y las autoridades autonómicas. La compañía pública hotelera ha sido siempre un referente en materia de calidad y fiabilidad y, ahora más que nunca, va a extremar las medidas de limpieza y desinfección en todos sus establecimientos.  El hecho de que la mayoría de los Paradores se sitúe en lugares apartados, lejos del turismo masificado, así como el tamaño de sus hoteles, casi todos medianos o pequeños, facilita el establecimiento riguroso de los controles de seguridad e higiene para convertirlos en el lugar turístico más seguro donde poder pasar las vacaciones.

Los nuevos protocolos de seguridad se aplicarán en las zonas de trabajo y en las áreas que utilizan los clientes. En las recepciones, mamparas de distanciamiento, procesos más ágiles de check in y check out, desinfección de llaves y corners higiénicos con gel hidroalcohólico y mascarillas. En habitaciones, limpieza reforzada en los mandos a distancia de la televisión -que se estucharán tras ser desinfectados para cada nuevo visitante-, teléfonos, pomos de puertas, grifos o mandos de ducha. Además, antes de la entrada de cada cliente se aplicará en la habitación una solución viricida que serviría para eliminar el coronavirus si se hubiera posado en alguna superficie, incluyendo los textiles.

En cuanto a los espacios gastronómicos, se redoblarán los controles en cocina y restaurantes, reduciendo los aforos para ampliar la distancia entre mesas y los cubiertos de cada comensal se dispondrán estuchados y previamente desinfectados. Las mercancías se limpiarán a su llegada al parador en un punto de higienización y se desinfectarán diariamente los almacenes mediante pulverizaciones de solución viricida. Así mismo, se pedirán declaraciones responsables a todos los proveedores de Paradores con el fin de garantizar que se han llevado a cabo los necesarios controles de seguridad en el origen y en el transporte de las mercancías.