Un nuevo taxi para Londres: sin conductor, transparente, se autodesinfecta y se controla con una app

Y eso no es todo: tiene paragüero con secador incorporado, mesas abatibles, reposapiés, suelo de moqueta, una percha para colgar abrigos... ¡Es como si estuvieras en casa!

María Escribano
 | 
Foto: PriestmanGoode

Un nuevo coche para Londres (New Car for London). Así han llamado a este vehículo autónomo que aspira a convertirse en el nuevo icono de la ciudad. Detrás de él está la firma PriestmanGoode, que ha dado el salto de diseñar interiores de aviones de lujo al mundo de los servicios de movilidad que se reservan a través de una aplicación (tipo Free Now).

Puertas y techo transparentes.  | PriestmanGoode

Mediante dicha aplicación, los pasajeros podrán controlar el interior del vehículo antes de entrar en él; es decir, podrán preseleccionar una serie de configuraciones que van desde la música hasta la luz, y lo harán desde su propio smartphone antes de subirse al coche.

Con puertas abiertas.  | PriestmanGoode

El coche mide 3,6 metros de largo y cuenta con un gran espacio interior, en el que incluso entra una bicicleta y también adaptado para sillas de ruedas. Incluye reposapiés extraíbles que pueden montarse para crear un sofá. Las puertas y el techo son transparentes para permitir una mayor visión de la ciudad.

Tejido lavable y dispensador de gel hidroalcohólico.  | PriestmanGoode

Es apto para cuatro pasajeros y tiene una mesa giratoria que se controla mediante la aplicación y que puede servir para colocar un ordenador o comer en ella. Entre otros detalles, el vehículo cuenta también con un paragüero con secador incorporado, suelo con moqueta lavable, una percha para colgar abrigos y un dispensador con desinfectante de manos. De hecho, tras cada viaje, el coche se autodesinfecta con un sistema de luz ultravioleta e incluye un sistema integrado de primeros auxilios para situaciones de emergencia en las que se puedan ver envueltos los propios pasajeros u otras personas que vayan por la vía pública.

Kit de emergencia en la zona trasera del vehículo. | PriestmanGoode

La idea es este vehículo solo realice viajes por Londres de menos de una hora. El presidente de PriestmanGoode, Paul Priestman, explica: “Los vehículos autónomos están en el corazón de las soluciones de movilidad del futuro. Las compañías tecnológicas y los fabricantes de coches están trabajando en crear vehículos que cumplan los protocolos de emisiones contaminantes y las necesidades del usuario. Nosotros queríamos crear una visión de cómo podrían ser esos coches en el futuro, centrándonos en los servicios de movilidad a través de una app”.

Detalle del interior.  | PriestmanGoode

Respecto al diseño interior del vehículo, según Priestman, “los interiores de los coches del futuro son cada vez más como suites de lujo”. Y eso pasa por maximizar el confort, el espacio y la flexibilidad de uso. Como se puede ver, el vehículo es una especie de rectángulo inspirado en la arquitectura brutalista de Le Corbusier.

Exterior del vehículo.  | PriestmanGoode

Que este vehículo autónomo se convierta en un nuevo icono de Londres está por ver, pero la intención de sus fabricantes es que esté al mismo nivel que los taxis amarillos de Nueva York o el vaporetto en Venecia. Y, por supuesto, que sea utilizado no solo por los londinenses, sino también por los turistas.

Detalle del interior.  | PriestmanGoode

El director creative de la firma, Dan Window, señala: “Hemos diseñado este vehículo con Londres en la cabeza y la idea es que conviva con otros transportes icónicos de la ciudad, como el metro, el doble autobús o el taxi negro”.

Techo del vehículo.  | PriestmanGoode

Se trata del segundo vehículo autónomo diseñado por PriestmanGoode, que ya tiene en desarrollo un vehículo eléctrico creado junto a Dromos Technologies que presentó en 2020 y que puedes ver a continuación.